MARTHA CEDILLO - @MARTHACEDILLO
24 de abril de 2016 / 08:14 p.m.

El especialista de salto triple Alberto Álvarez sí que ha roto esquemas al convertirse en el primer mexicano en esta prueba en clasificar a Juegos Olímpicos.

El originario de Chetumal, Quintana Roo y representante de Nuevo León “voló” sobre los 16.90 metros requeridos para poder asegurar su lugar en el representativo nacional que estará en Río 2016.

“Hace tres semanas saltamos 16.86, nos pedían 16.90, entonces esos cuatro centímetros que nos faltaban era nada y creo que con esa seguridad llegué a la competencia de MontSac y estaba seguro. Sabía que lo iba a dar, me sentía seguro de la oportunidad que tenía delante de mí”, expresó el deportista.

Su historia en el atletismo inició en el 2009, cuando su papá lo motivó a dejar el futbol.

“Empezó una vez que salí del futbol mi papá me dijo que me metiera al atletismo en 2009, ahí en mi casa en Chetumal, empecé como todos en Olimpiada Nacional; en mi primer Olimpiada tuve bronce y de ahí en adelante no perdí casi ninguna competencia en México y a partir del 2010 inicié como el mejor de México y me faltaba ese poquito para poder salir, empecé a dar marcas de mayor nivel y fue en este 2016 estalló la bomba y di marca para Juegos Olímpicos”, dijo satisfecho de su corta carrera.

El saltador representa a la Universidad Autónoma de Nuevo León, pero hace tres meses tuvo que hacer un cambio radical pero en el que fue apoyado por su casa de estudios: entrenar con el equipo de enfrente, los Borregos del ITESM.

“La Universidad Autónoma me ha apoyado al cien por ciento, todo tiene un proceso, el proceso que inicié con el entrenador de la Autónoma fue muy bueno, desde que me salí de mi casa hasta aquí, cada parte ha sido muy importante estuve tres meses con Francisco Olivares, sentí la diferencia y los resultados se marcan”, indicó Álvarez.

Alberto está contento con el hecho de poner su nombre en los libros de historia como el primer mexicano en clasificar en su prueba, compromiso que viene con más responsabilidad.

“Con la marca nos podemos inscribir en cualquier parte del mundo en cualquier competencia, vamos a tomar un receso, volver a tomar batería y después de un mes a una gira por Europa y un mes entrenando en Estados Unidos, para estar entrenando y compitiendo. Obviamente van a salir mucho mejores marcas pero mantenernos de aquí a los Juegos”, expresó el deportista mexicano.