ap -multimedios digital
30 de agosto de 2015 / 07:42 p.m.

Esta es la interrogante que 127 de las 128 mujeres en el cuadro principal del Abierto de Estados Unidos hacen: ¿Cómo le haces para ganarle a Serena Williams?

Una devolución de servicio impecable debe ayudar, al igual que un esporádico punto gratis con un fuerte saque. También la capacidad de resistir desde el fondo de la cancha en peloteos largos.

En todo caso, las rivales que han conseguido la rareza de doblegar a Williams no resaltan un tiro en particular, sino más bien una actitud mental positiva como la clave para vencer a la número uno del tenis femenino. La estadounidense saldrá a Flushing Meadows en busca de monopolizar los cuatro títulos del Grand Slam durante un mismo año. Debutará el lunes contra la rusa Vitalia Diatchenko.

"Si quieres ganarle, tienes que tener la convicción de que puedes hacerlo", dijo Petra Kvitova, bicampeona de Wimbledon.

Es como lo resumió, Alize Cornet, la 27ma preclasificada en el US Open: "Hay que salir a la pista y pensar que puedes ganar".

La checa Kvitova, quinta cabeza de serie, es responsable de una de las dos derrotas de Williams en 50 partidos este 2015. Lo hizo en una superficie de arcilla en Madrid, a inicios de mayo. La otra fue contra la adolescente suiza Belinda Bencic, 12da preclasificada, en pista dura en Toronto este mes.

"Cuando la tienes en el otro lado de la red, sabes muy bien que debes jugar excepcionalmente para vencerle", dijo Kvitova. "Incluso cuando no está teniendo su mejor día, la hemos visto reaccionar. Las rivales saben que nada está liquidado, sin importar si estás en ventaja".

Once de las 48 victorias de Williams esta temporada se dieron tras ceder el primer set.

Como una especie de consejo que le podría dar a alguien que se medirá contra Williams, Kvitova se echó a reír y respondió: "Eso me lo guardo para mí".

Pero luego Kvitova, quien sólo podría cruzarse con Williams en una final, se atrevió a brindar un detalle: "Hay que intentar de jugar agresivamente contra su saque".

En el tenis femenino, el saque de Williams es inmejorable. Cuando se desmorona, sin embargo, ahí se abre una oportunidad.

Contra Bencic, por ejemplo, Williams tuvo efectividad de 50% con el primer saque y acumuló 12 doble faltas.

"Fue obvio que no pudo sacar de la forma excelente que normalmente hace", reconoció Bencic, quien podría toparse con Williams en los cuartos de final.

¿La autocrítica de Williams tras perder en Toronto?

"Jugué como una aficionada, para ser honesta", dijo ese día.

También incidió el que Williams arrastraba una molestia en el codo derecho.

Pero la estadounidense siempre muestra su mejor versión en los momentos más trascendentales, en las grandes citas, sobre todo en las últimas rondas.

Se ha consagrada campeona en los últimos cuatro grandes, y en las tres más recientes ediciones del US Open.

"De vez en cuando sufrirá una derrota inesperada", dijo Sam Stosur, la australiana que fue la última mujer en vencer a Williams en Flushing Meadows, en la final de 2011. "Pero cuando necesita pisar el acelerador, pues lo hace a voluntad".

Stosur opina que el saque de una misma es clave. "Intuyo que no le gusta lidiar con mi saque de pique alto".

¿Y qué más?

"Algunos puntos en los partidos revisten mayor importancia que otros", indicó Stosur. "Y en esos momentos, tienes que jugártela, ya que ella seguro que irá con todo".

La última vez que Williams perdió en un Grand Slam fue en junio de 2014, frente a la francesa Cornet, por la tercera ronda de Wimbledon. "Cuando ella juega contra alguien con la táctica precisa, se le nota algo desorientada en la pista. Yo opino que más y más gente le está tomando el apunte sobre cómo jugarle", dijo Cornet tras aquella victoria.

Williams tiene marca de 28-0 desde entonces. Cuando le recordaron esos comentarios, Cornet se echó a reír: "Creo que, quizás, estaba equivocada".