AP - @MMDEPORTESMX
7 de marzo de 2017 / 10:50 a.m.

LeBron James no necesitó hablar con Andrew Bogut ni mirar las radiografías que se tomaron a la pierna izquierda de su compañero.

"Oí cuando se rompió", relató el astro. "Escuché un 'crac'"

El lunes, Cleveland perdió mucho más que un partido.

Bogut se fracturó la pierna izquierda menos de un minuto después de debutar con su nuevo equipo, y los Cavaliers nunca se recuperaron. Cayeron por 106-98 ante el Heat de Miami, un equipo que ha resurgido tras un pésimo comienzo de campaña y que hoy es capaz de vencer a cualquiera.

Por ejemplo, Miami les endilgó dos derrotas en tres noches a los campeones defensores de la NBA.

Dion Waiters anotó 29 puntos, Goran Dragic añadió 21 y el Heat resistió un intento tardío de remontada de los Cavs, que redujeron un déficit de 20 puntos para colocar el marcador 103-98 en el último minuto. El encuentro pudo haberse apretado más, pero LeBron James erró un largo triple antes de que Waiters respondiera con un enceste de larga distancia, a 12,2 segundos del final.

Otro triunfo meritorio de Miami quedó eclipsado por la lesión de Bogut, quien firmó la semana pasada con Cleveland. Antes del encuentro, los Cavs dieron la bienvenida al pívot, obsequiándole un jersey con el número 6,5, una broma que hizo sonreír a Bogut.

Ahora, parece difícil que el australiano ayude a que los Cavs busquen la revalidación del cetro.

"Es muy desalentador", reconoció James. "Es un momento muy duro. Todos estábamos emocionados por esta adquisición, por traerlo acá. Es difícil, principalmente para él, pero también para todo nuestro club".

Kyrie Irving anotó 32 puntos, en tanto que James totalizó 30 y 17 rebotes, pero Cleveland cayó a una foja de 26-7 como local.

Miami ha ganado 19 de 23 compromisos, incluida una victoria sobre Golden State, otra sobre Houston y dos sobre Cleveland, que ahora deberá buscar otro jugador que proteja el aro, tras la lesión de Bogut.

El australiano de 32 años permaneció en la cancha sólo 58 segundos antes de desplomarse. Se trata de un golpe devastador para un jugador que llegó a ser la primera selección general del draft y que jugó las cuatro campañas anteriores con Golden State.

Había ilusión en el jugador por enfrentar a sus excompañeros en una posible reedición de la final.

Bogut estaba en el perímetro, marcando a Okaro White, cuya rodilla lo golpeó. El pívot cayó con una mueca evidente de dolor. Permaneció sentado cerca de la mesa del anotador.

En las imágenes de la TV fue posible apreciar el momento en que les dijo a sus compañeros que tenía rota la pierna.

James lo supo de inmediato.

"En cuanto ocurrió el choque, oí un chasquido", contó. "Fui con él y lo comprobé".

Bogut no podía apoyar la pierna. Para dirigirse hacia los camerinos, recibió ayuda de sus nuevos compañeros Tristan Thompson y James Jones.

Los Cavs informaron que las primeras radiografías revelaron una fractura de tibia. Bogut fue llevado a la Cleveland Clinic, a fin de someterse a pruebas adicionales.

Sin importar lo que éstas arrojen, el jugador difícilmente volverá durante lo que resta de la temporada regular.

La lesión afectó visiblemente el ánimo del público y de los jugadores de Cleveland, que no contaron con su entrenador enfermo Tyronn Lue y carecieron de ritmo incluso antes del percance de Bogut.

James e Irving se perdieron el duelo del sábado en Miami para descansar, y el Heat aprovechó para ganar por 120-92.

Ahora, Miami repitió la dosis, y la derrota fue incluso más dolorosa para Cleveland.