agencias
14 de mayo de 2015 / 07:36 p.m.

La campeona boliviana de taekwondo Gloria Adriázola, la única representante que iba a tener el país andino en esa disciplina en los Juegos Panamericanos que se celebrarán en Toronto en julio, y su hermana mayor fueron asesinadas en la madrugada de hoy, informaron fuentes deportivas y policiales.

Agentes de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) hallaron los cuerpos de Adriázola (22) y de su hermana (32) en su domicilio en la ciudad de Cochabamba (centro), dijo a los medios el jefe regional de esa entidad policial, coronel Ronald Zabala.

Agregó que la taekwondista fue asesinada con 16 puñaladas y su hermana con nueve.

La policía también detuvo en el lugar a una mujer de 20 años, identificada con las iniciales A.D.S.B., que supuestamente era la expareja del hermano de Adriázola.

La mujer estaba en estado de shock, con las manos y la ropa ensangrentadas, y llevaba guantes quirúrgicos y zapatillas para quirófano, indicó Zabala.

Adriázola era múltiple campeona nacional de taekwondo, por lo que "ganó el derecho para representar al país en las justas panamericanas en Toronto en julio", dijo a Efe el presidente de la Federación Boliviana de Taekwondo, Alejandro Mansilla

"Sentimos mucho pesar porque esta chica era una gran persona y una gran atleta", afirmó Mansilla.

Anunció que la federación tomará parte en la denuncia para la investigación del suceso y, por otra parte, consultará a la Unión Panamericana de Taekwondo sobre la posibilidad de que Bolivia envíe a otro deportista a los Juegos Panamericanos.