josé manuel villalva
29 de marzo de 2015 / 01:04 p.m.

Los Hawks de Atlanta tenían a media campaña la mejor marca de la NBA, incluso durante el Juego de Estrellas hubo un momento en el partido en el cual los cinco jugadores en la duela era de Atlanta. Hubo un punto en el partido, en el cual ganaron 36 de 41 partidos.

En ese momento, Atlanta estaba permitiendo solamente 94.4 puntos por juego y únicamente en 14 ocasiones sus rivales superaron la barrera de los 100 puntos.

Su marca antes de Febrero era de 40 victorias y 8 derrotas desde entonces su marca es de 13-9. En sus últimos 10 juegos el récord es de 5-5 que incluye derrotas ante Denver y Philadelphia.

Además han perdido tres partidos de forma consecutivos, que es su racha negativa más larga de la temporada. Le agregas que dentro de esas derrotas fueron palizas sufridas ante Golden State (escuadra con la mejor marca de la NBA), y San Antonio (los monarcas actuales) por marcadores iguales de 114-99.

Según la página de la NBA, Atlanta ha disminuido tanto ofensivamente como defensivamente. Antes de febrero, los Hawks tenía un rating ofensivo de 107.4 que era lo quinto mejor en la NBA. Desde entonces ha caído a 103.7 que es el décimo puesto en la Liga. A la defensiva pusieron un rating de 99.5 que era rankeado como número cuatro. En el último mes y medio han caído a 103.5 para caer al sitio 18 en este rubro.

Claramente tienen que tener cuidado con los Cavaliers de Cleveland con LeBron James y Kyrie Irving ya que desde el 13 de enero tienen el mejor récord de la NBA al ganar 27 partidos y perder 7. En un posible enfrentamiento de postemporada entre Cleveland y Atlanta, los Halcones pudieran entrar con confianza ya que han vencido en tres de cuatro encuentros a los Cavaliers.

No obstante, tiene que cuidarse Atlanta de no ser considerado el Indiana de la temporada pasada, que arrancó 46-13 antes de culminar 10-13 en sus últimos 23 juegos y fácilmente fueron eliminados por el Heat de Miami con LeBron en la Final de la Conferencia del Este.

¿Aguantará Atlanta el ritmo? A lo mejor ya jugaron su mejor basquetbol del año pero una franquicia sin mucho éxito en postemporada necesitan cerrar bien para entrar a los playoffs con confianza.