josé manuel villalva - multimedios digital
31 de julio de 2015 / 07:11 p.m.

Si algo tienen los Auténticos Tigres y los Borregos Salvajes es que cuando de ayudar se trata dejan de lado sus rivalidades deportivas y se unen para la causa.

Tal como sucedió ayer con la convivencia que tuvieron jugadores de ambos equipos con niños del DIF Capullos, ubicado en el municipio de Guadalupe.

Esta convivencia, previo al LXXXV Clásico Estudiantil de futbol americano que tendrán efecto el 16 de agosto.

“La interacción les gustó a los muchachos, se mostraron muy dispuestos a convivir, pusimos a los niños a realizar actividades relacionadas con el futbol americano como patear, lanzar y atrapar el balón, hicieron algo diferente al futbol soccer, que es el deporte que ellos están acostumbrados a jugar, esperamos que las actividades les hayan gustado”, expresó Rubén Borbolla, coach de los Borregos Salvajes.

Los niños disfrutaron de la convivencia con los jugadores en actividades como pateo del ovoide, lanzamiento y atrapada de éste.

“Disfruté mucho la convivencia que tuvimos con niños y niñas, es importante fomentar en ellos desde pequeños el deporte, es muy importante enseñarles que las actividades físicas son muy buenas”, señaló Miguel Ángel Chen, mariscal de campo de lanudo.

De esta manera, los jóvenes aprendieron o reafirmaron su responsabilidad social y los niños de la institución de educación especial convivieron y conocieron algunas técnicas del futbol americano.