josé manuel villalva
15 de junio de 2015 / 11:12 p.m.

Los Blackhawks de Chicago son oficialmente una dinastía.

Al derrotar el lunes en la noche 2-0 al Tampa Bay Lightning, los Blackhawks conquistaron la Stanley Cup por tercera ocasión desde el 2010.

No fue fácil ante un equipo joven pero muy talentoso del Lightning. Chicago ganó los últimos tres partidos en la serie para ganar 4-2.

Los actores principales de este juego final fueron los mismos que nos han tenido acostumbrado con los Blackhawks. 

Los dos goles fueron producto de Duncan Keith y Patrick Kane, dos de los jugadores cuyos nombres estarán inscritos por tercera ocasión en la Stanley Cup.

El primer gol fue después de un gran pase por Kane para Keith cuyo primer intento fue detenido por el portero de Tampa, Ben Bishop, pero insistió y remató para el 1-0.
 

En el tercer periodo, faltando menos de cinco minutos por jugar y con toda la presión de Tampa Bay, Patrick Kane anotó el gol para poner el 2-0 y asegurar que Chicago iba a ser campeón otra vez.

El entrenador en jefe de Chicago es Joel Quenville quien ha estado en los tres campeonatos al igual que jugadores como Kane, Keith, Jonathan Toews, Brent Seabrook, Patrick Sharp, Marian Hossa.

Importante mencionar al portero Corey Crawford, quien ganó su segunda Copa con Chicago, En la primera ronda, fue banqueado ante Nashville, pero recuperó la titularidad ante Minnesota. 

En los últimos dos juegos de está serie solamente permitió un gol para ayudar a sus compañeros a ser campeones nuevamente.