Tomás López | @tomasvictor10
7 de septiembre de 2016 / 09:41 p.m.

Porque se jugará en un campo que también mide 100 yardas, el coach de los Borregos, Marcos Díaz, rechazó que el clásico en el Estadio Gaspar Mass pueda ser un factor en contra del equipo del Tecnológico.

Díaz indicó que en la cancha serán 11 contra 11, además de que el duelo contra Tigres no implica un viaje a otra ciudad.

“¿Cuánto mide el campo?...el campo reglamentario son 100 yardas, los que juegan son los jugadores, nosotros nos dedicamos a dar indicaciones, entonces… este es un evento para el público, el poco público va estar en la tribuna, la mayoría va estar en su casa viéndolo por televisión”, declaró Díaz.

“No creo que sea un factor porque no salimos de la ciudad, ni viajamos, no estamos fuera de casa, ni nada de eso”.

El regreso del clásico regiomontano se vivirá en un estadio con capacidad para 12 mil 500 aficionados, cuya tribuna está muy cerca de la cancha.

El entrenador de Borregos deseó éxito a Toño Zamora en su carrera como head coach, menos en el partido de este viernes.

“Me tocó ya estar en la banca cuando él era jugador, creo que es un excelente muchacho, como jugador siempre lo vi muy educado, cuando terminaba el juego cómo saludaba, nunca veías alguien con rencor ni nada de eso”, expuso el entrenador del Tec.

“Creo por lo que he visto hasta ahora él sigue igual, la verdad le deseo mucho éxito a excepción de este viernes”.
Indicó que como en todos los deportes, el cometer la menor cantidad de errores será la clave para sacar adelante el resultado.

NO PESA
El corredor regiomontano de los Borregos, Luis Carranza, rechazó que les pueda pesar el ambiente en la tribuna, porque superaron una situación parecida en la final anterior en casa de la UDLA.

“No, definitivamente no creo que sea un factor en contra, creo que el año pasado vivimos algo similar en la final sin embargo sabemos que debemos estar concentrados en el momento y en la jugada”, indicó Carranza.

“A final de cuentas tienes enfrente al hombre con el que vas a competir cuatro cuartos y la gente de afuera no influye”.

El atleta formado en el Club Vaqueros dijo que los integrantes de los dos equipos saben que en el clásico está en juego el honor de dos equipos que representan a la ciudad.