ap - multimedios digital
29 de julio de 2015 / 12:51 a.m.

El guión decía que Jason Varitek debía permanecer en la banca hasta el momento del primer lanzamiento ceremonial.

Pedro Martínez nunca fue alguien que siguiese el guión.

Llamando a su ex catcher para que se uniese a él en el centro del diamante, el dominicano Martínez tomó el montículo y el micrófono una vez más para los Medias Rojas en una ceremonia, previa al partido oficial de la jornada, para retirar el dorsal 45 que vistió en Boston.

"Hey, soy Pedro", dijo el flamante nuevo miembro del Salón de la Fama al público, que interrumpió la ceremonia y el partido para corear su nombre. "Esta es mi fiesta ".

Tres veces ganador del Cy Young Award y que lideró a los Medias Rojas en su conquista de la Serie Mundial en 2004, Martínez fue homenajeado el martes antes del partido entre Boston y los Medias Blancas de Chicago. Dos días después de la entrada del dominicano en el Salón de la Fama, David Ortiz agitó su mano y una cortina roja cayó para revelar el dorsal 45 en la fachada Fenway.

Tras posar para una selfie con Ortiz y la placa del Salón a préstamo de Cooperstown, Martínez dio las gracias a quienes hicieron posible su carrera, incluyendo al ex manager de los Expos de Montreal, el dominicano Felipe Alou, y a Ralph Ávila, el ojeador que lo descubrió. También se acordó de los trabajadores del club y del personal de relaciones públicas de los Medias Rojas. Se mostró agradecido además con su familia, los dueños del equipo, sus compañeros de equipo y los aficionados.

Luego realizó uno de sus lanzamientos característicos.

"Hoy estoy muy agradecido y honrado por este día", dijo a la grada. "Todo lo que puedo hacer es reflexionar — reflexionar sobre todas las oportunidades, la alegría, las grandes cosas que el béisbol me ha hecho vivir".

"Tuve el privilegio de vivir cosas que nunca esperé vivir".

En una pantalla, un video mostró los mejores momentos de Martínez con los Dodgers, los Expos y los Medias Rojas. Fue entonces que comenzaron a salir sus ex compañeros, incluyendo Alou, y el ex lanzador de los Medias Rojas, Curt Schilling. También estuvieron presentes varios inmortales de Boston como Carlton Fisk y Carl Yastrzemski.