AGENCIAS
2 de febrero de 2016 / 10:40 p.m.

Los Browns de Cleveland están a punto de deshacerse de Johnny Manziel.

El equipo emitió el martes una enérgica declaración en la que condenó las acciones del quarterback y apuntó a su salida en marzo, una decisión que ha parecido inevitable durante meses.

La conducta del jugador de 23 años — juergas, dos incidentes domésticos y una falta general de dedicación — ha sido un severo problema casi desde el día en que Cleveland seleccionó en la primera ronda del draft hace dos años al ganador del Trofeo Heisman de 2012.

El fin de semana, Manziel estuvo involucrado en un incidente con su ex novia en Dallas que es investigado por la policía y la NFL.

"Nosotros hemos expresado claramente nuestras expectativas para nuestros jugadores dentro y fuera del terreno", dijo Sashi Brown, vicepresidente de operaciones deportivas del equipo. "La continua participación de Johnny en incidentes que contradicen esas expectativas mina el arduo trabajo de sus compañeros de equipo y la reputación de la organización. Su status con nuestro equipo será decidido cuando lo determinen las reglas de la liga".

Los Browns, que seleccionaron a Manziel con el número 22 en el 2014, pueden dejarle fuera el lunes, el día después del Super Bowl. Pero implicaciones para el límite salarial apuntan a que la decisión ocurrirá el 9 de marzo, cuando comienza el nuevo año de la liga.

El esperado fin de su tiempo en Cleveland cierra dos turbulentas campañas para el espectacular astro del fútbol americano universitario cuya llegada a los Browns generó entusiasmo y esperanzas en muchos hinchas de que Manziel podría regresar a los Browns a la respetabilidad.

Sin embargo, en lugar de excitación Manziel trajo desilusión, inconsistente cuando jugó y plagado de problemas fuera del terreno, incluyendo juergas, confrontaciones públicas y 73 días en una institución de tratamiento por alcohol y drogas.