JOSÉ MANUEL VILLALVA - FACEBOOK: ELPEPESPORTS
12 de octubre de 2016 / 10:49 a.m.

Se acabó la racha de los Gigantes de San Francisco de ganar la Serie Mundial en los años par durante esta década. Lo habían logrado en el 2010, 2012, 2014, pero se les acabo la magia debido a un bullpen que 32 veces dejaron ir oportunidades de salvamentos en esta temporada.

Antes del Juego de Estrellas, San Francisco, tenía la mejor marca de todas las Grandes Ligas, mejor incluso que los Cachorros, pero la falta de un cerrador contribuyó alque estuvieran cerca de no clasificar a la postemporada este año.

En el Juego Comodín de los Gigantes ante los Mets, el manager Bruce Bochy dejó en el montículo a su pitcher estelar Madison Bumgarner en la novena entrada con ventaja de tres carreras. Era mejor opción que cualquiera de sus relevistas.

Ahora, en noches consecutivas, en la Serie Divisional ante Chicago, se volvió a demostrar la falta de un cerrador. Permitieron un cuadrangular de dos carreras ante Kris Bryant para que les empataran el Juego 3 en la novena entrada.

Finalmente, el martes por la noche, después que Matt Moore había permitido solamente 2 hits en 8 entradas trabajadas y San Francisco teniendo ventaja de 5-2 ante Chicago, Bochy decide ir al bullpen después de 120 lanzamientos de Moore.

Cuatro relevistas ya no pudieron ni sacar un out antes de que los Cubs empataran el encuentro y eventualmente le dieran la vuelta al marcador 6-5.

Y la racha de los años par terminó...