TOMÁS LÓPEZ - @TOMASVICTOR10
27 de marzo de 2016 / 04:26 p.m.

Aunque fue el último extranjero en reportar al campo de entrenamiento, Wirfin Obispo dijo tener la confianza de poder quedarse con los Sultanes para la temporada 2016 de la Liga Mexicana de Beisbol.

El lanzador dominicano dijo que no le desagrada la idea de poder ser el cerrador del equipo aunque en los inicios de su carrera fue un pitcher abridor.

“Me siento contento de estar con el equipo y nada, buscar ayudar en lo que yo pueda al equipo…como usted sabe somos muchos extranjeros y el equipo tiene muchos peloteros de aquí jóvenes que son buenos”, expuso Obispo.

“Hay mucha armonía que es lo mejor y bueno usted sabe, uno hace su trabajo y el manager decide quiénes se quedan y quiénes se van”.

¿Cómo ve la posibilidad de ser el relevo corto?
“Bueno como le digo no estoy pendiente de en qué renglón me pongan a pitchar, estoy pendiente de hacer mi trabajo cuando me pongan a pitchar, no tengo problemas donde me pongan”.

El pitcher derecho jugó en la pelota profesional de Japón y perteneció en Estados Unidos a organizaciones como Rojos de Cincinnati y Rockies de Colorado.

En sus primeros días de trabajo con Sultanes, Obispo mostraba en los entrenamientos una camiseta con la leyenda “Yo soy de Cristo”.

“Lo he tomado como una bendición, como una oportunidad que Dios me da y el equipo también de traerme acá y estoy para ayudar al equipo en lo que pueda…mi objetivo es hacer una buena temporada, ayudar al equipo t dar lo mejor de mí”, indicó el pitcher.

Wirfin jugó en el invierno en su país con las Estrellas del Oriente Wirfin Obispo y como refuerzo de los Leones de Escogido.

Al comenzar la última semana, el Monterrey tiene cuatro bateadores y tres lanzadores extranjeros por lo que deberá reducir en uno su lista al arranque del calendario.