AP - @MMDEPORTESMX
25 de julio de 2016 / 06:15 p.m.

Los Cachorros de Chicago adquirieron el lunes al relevista cubano Aroldis Chapman mediante un canje con los Yanquis de Nueva York que refuerza a los líderes de la división Central de la Liga Nacional en su empeño por conquistar su primera Serie Mundial en más de un siglo.

El precio pagado por los Cachorros fue caro dentro de una transacción que incluyó a cinco jugadores, al desprenderse del torpedero venezolano Gleyber Torres, considerado como su mejor prospecto. Chapman llega también con sus antecedentes en un caso de violencia doméstica y será agente libre al final de la temporada.

Pero el talento del cerrador de 28 años es incuestionable. El zurdo registró marca de 3-0 con 2.01 de efectividad y 20 salvados en 31 juegos con Nueva York. Recién la semana pasada lanzó una recta de 101.1 millas por hora contra J.J. Hardy de Baltimore, con lo que igualó el récord del pitcheo más rápido desde que Grandes Ligas empezó a llevar la cuenta en 2008.

Se espera que se incorpore al equipo para el juego del martes contra los Medias Blancas.

Con los toleteros zurdos Bryce Harper (Washington) y Brandon Belt (San Francisco) como posibles adversarios en los playoffs, el manager Joe Maddon ahora puede disponer de una de las mejores armas en las mayores cuando se necesite un ponche en los tramos finales de un juego.

"Sabemos de las circunstancias que rodean la suspensión de Aroldis Chapman a inicios de esta temporada", comentó el director ejecutivo de los Cachorros Tom Ricketts. "Le mencioné las altas expectativas que le planteamos a nuestros jugadores y empleados tanto dentro como fuera del terreno. Aroldis indicó que puede cumplir con esas expectativas".

Además de Torres, los Yanquis obtuvieron al pitcher Adam Warren y a dos jardineros de las ligas menores, Billy McKinney y Rashad Crawford.

En Nueva York, Chapman formó parte de un poderoso trío de relevistas junto a Dellin Betances y Andrew Miller, sumando 203 ponches en 123 entradas y dos tercios.

Chapman acumuló 146 salvados y efectividad de 2.17 en seis años con los Rojos de Cincinnati antes de ser cambiado a Nueva York en diciembre pasado, luego que se frustrase un canje con los Dodgers de Los Angeles al trascender que el lanzador era investigado en el estado de Florida por violencia doméstica.