AP - @MMDEPORTESMX
29 de diciembre de 2016 / 10:50 a.m.

Thabo Sefolosha dijo que lo ocurrido el miércoles no le generó respeto alguno por Carmelo Anthony.

"Me lanzó un golpe", dijo Sefolosha. "Un puñetazo directo a mi cara... me alegro de que el árbitro lo haya visto y haya tomado la decisión correcta".

Dennis Schroder anotó 27 puntos, Dwight Howard añadió 16, además de capturar 22 rebotes, y los Hawks de Atlanta aprovecharon la expulsión de Anthony en el segundo periodo para superar 102-98 a los Knicks de Nueva York en tiempo extra.

Anthony se negó a hablar con la prensa mientras caminaba lentamente para abordar el autobús del equipo, después del partido.

Derrick Rose finalizó con 26 unidades por Nueva York, pero el armador estelar cayó cuando hacía un drible cerca del canasto de los Knicks, a seis segundos de que concluyera la prórroga. En ese momento, Atlanta ganaba por un punto.

"No hay pretextos", dijo Rose. "Teníamos todavía la oportunidad de ganar el partido. Asumo la responsabilidad".

Schroder siguió con un par de tiros libres que colocaron el marcador en 100-97. Kristaps Porzingis, quien totalizó 24 puntos, recibió una falta mientras intentaba un triple en la siguiente posesión, pero convirtió sólo uno de tres desde la línea, con lo que el duelo quedó finiquitado. Erró el último adrede, para buscar el rebote.

"Estoy superdecepcionado por haber fallado esos tiros libres tan importantes", reconoció Porzingis. "Probablemente voy a pensar en eso durante toda la noche".

Los Hawks habían perdido tres encuentros en fila y seis de siete como locales. Tienen un récord de apenas 7-14 después de que comenzaron la temporada con 9-2.

Atlanta no volvió a estar en desventaja en la prórroga, después de que un triple de Sefolosha colocó el marcador en 89-88 con 3:54 minutos por jugarse.

Sefolosha y Anthony disputaban un rebote, a 3:08 minutos de que concluyera la segunda mitad, cuando el astro de Nueva York perdió la cabeza y lanzó el golpe.

Los dos rivales comenzaron a discutir, y fueron separados. Entraron a la cancha los jugadores y entrenadores desde ambos banquillos, así como personal de seguridad.

Anthony, nueve veces elegido al Juego de Estrellas, siguió a Sefolosha hacia un extremo de la cancha. Pero la situación se calmó mientras los árbitros consultaban la repetición.

Al principio, pareció que sólo marcarían una falta técnica a cada jugador, permitiendo que Anthony siguiera en la cancha.

"Eso hubiera sido terrible", consideró Sefolosha. "Me alegra que hayan cambiado la decisión".

Anthony debió marcharse, tras anotar 10 puntos.