AP - @MMDEPORTESMX
16 de abril de 2018 / 10:13 a.m.

LeBron James asume que lo ha visto todo en 12 postemporadas.

Pero siempre hay algo nuevo.

Victor Oladipo anotó 32 puntos y los Pacers de Indiana resistieron a una embestida de los Cavaliers de Cleveland en la segunda mitad para apuntarse una sorpresiva victoria el domingo por 98-80 en el primer encuentro de la ronda iniciar de los playoffs de la Conferencia del Este.

Fue la primera vez en ocho años que James y los Cavaliers sufren una derrota en la primera ronda.

“¿En serio?”, dijo James. “Nunca había perdido un partido en la primera ronda en mi carrera?”.

De aquí al segundo partido el miércoles se hablará mucho de la falta de rodaje en playoffs de varios jugadores de Cleveland. Pero James no se mostró preocupado.

“Estoy abajo 0-1 en la primera ronda”, dijo el astro. “Estuve abajo 3-1 en una serie final. Así que soy la última persona a la que deben preguntar sobre cómo sentirse los próximos días”.

Indiana tomó el control del juego desde el inicio, tomando una ventaja de 21 puntos en el primer periodo y llegando a estar arriba hasta por 23 en el tercero. Los Cavaliers trataron de remontar hasta acercarse a siete unidades, pero Oladipo encestó un crucial triple y Bojan Bogdanovic ayudó a despegarse de Cleveland con otro más para poner el marcador 88-71.

Los Pacers superaron por completo a los tricampeones de conferencia, que al parecer arrastran a los playoffs los serios problemas de una turbulenta temporada regular.

“Tenemos la convicción de que podemos ganar”, dijo Oladipo. “...Es solo un partido, solo fue el primer partido”.

James terminó con 24 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes para registrar el 20mo triple doble de su carrera, pero recibió muy poca ayuda en un juego en que los otros cuatro titulares de Cleveland _Kevin Love, Jeff Green, Rodney Hood y George Hill_ se combinaron para tan solo 25 tantos.

Todo esto resulta nuevo para James, que había ganado 21 partidos de primera ronda consecutivos. La estrella de 33 años busca llegar a su octava final seguida y de antemano el camino luce más difícil de lo imaginado.

Cleveland había ganado 14 juegos de primera ronda en fila, y su última derrota en esta fase ocurrió el 22 de abril de 2010, en la última temporada del primer periodo de James con los Cavaliers.

Indiana fue barrido por Cleveland en la primera ronda del año pasado. Sin embargo, esos Pacers no contaban con Oladipo ni con una escuadra tan equilibrada a la que quizá le falte experiencia pero no confianza.

Lance Stephenson, por mucho tiempo un némesis de James en los playoffs, ayudó a marcar el ritmo en el primer cuarto con una contundente volcada. Acabó con 12 tantos y cinco tableros.

Oladipo se ha convertido en una de las nuevas estrellas de la NBA, y después de ser un jugador secundario en Oklahoma City, todos los reflectores apuntan a él en Indiana. Acertó seis triples, arrebató el balón a James en dos ocasiones y superó por más del doble su máxima cantidad de puntos previa en playoffs, que era de 15 unidades.