AP - @MMDEPORTESMX
16 de noviembre de 2016 / 10:31 a.m.

Los Cavaliers están más concentrados en la forma en que terminarán la campaña. Pero no está nada mal la manera en que la han comenzado.

Al compás de 28 puntos y 14 asistencias de LeBron James, Cleveland venció el martes 121-117 a los Raptors de Toronto para igualar el mejor arranque en la historia de la franquicia tras 10 partidos.

Oscar Robertson, miembro del Salón de la Fama, estaba sentado junto a la cancha. Bajo su mirada, James se quedó a un rebote del "triple doble".

Kyrie Irving aportó 24 puntos para los Cavs en el duelo que enfrentó a los equipos que se midieron en la final de la Conferencia del Este la pasada temporada y que podrían citarse en esa instancia otra vez.

Un triple de Channing Frye con 59 segundos por jugar puso arriba a los Cavs por un punto. Del resto se encargó la defensa de Cleveland, la cual impidió que los Raptors anotasen hasta un enceste en bandeja de Kyle Lowry con 2.8 segundos en el reloj.

Kevin Love añadió 19 puntos y 13 rebotes para los Cavs, con foja de 9-1 por primera vez desde 1976-77.

"En realidad, no presto atención a los récords, pero sí a los equipos contra los que estamos jugando y a sus puntos fuertes", aseguró James.

Los Raptors tienen muchas fortalezas. Son de los pocos clubes de la Conferencia del Este con la capacidad de darles pelea a los campeones vigentes dela NBA. Pero se quedaron cortos, tal como ocurrió en los playoffs.

"No me alienta ninguna derrota, dijo Lowry, quien encestó 28 puntos y repartió nueve asistencias. "Queremos ganar cada partido. Siempre que entramos a la cancha queremos ganar".

DeMar DeRozan añadió 26 unidades para los Raptors.

Los Cavaliers embocaron 13 triples. Han atinado al menos 10 en cada uno de sus 10 encuentros, ampliando el récord histórico en el comienzo de una temporada.