ap - @mmdeportesmx
14 de noviembre de 2017 / 10:17 a.m.

LeBron James fue presionado por los Knicks y enviado al banquillo por el entrenador de los Cavaliers. Pero ninguno pudo frenarlo al final.

James aportó 23 puntos y 12 asistencias, Kyle Korver totalizó 21 unidades, incluidas 19 en el cuarto periodo, y Cleveland remontó para superar el lunes 104-101 a los Knicks de Nueva York.

James incurrió en una falta técnica, tras un altercado contra Frank Ntilikina y Enes Kanter en el primer periodo. Ese conato de riña pareció encender a los Knicks, que tomaron la delantera y la ampliaron incluso a 23 puntos en las postrimerías del tercer periodo.

Pero el astro no perdió intensidad, ni en esos momentos ni a la mitad del tercer periodo, cuando Nueva York estaba tan arriba que el entrenador Tyronn Lue retiró a los cinco titulares de Cleveland.

“Sabía que teníamos otra mitad”, comentó James. “No sabía que me iban a sacar tan pronto en el tercer periodo, pero sentí que si volvía, realizaría algunas buenas jugadas para ayudar a que nuestro equipo ganara”.

Lo hizo. Embocó dos de los nueve triples conseguidos por los Cavs en el último cuarto, luego de atinar apenas siete en los primeros tres. Cleveland se llevó así su octavo triunfo seguido en el Madison Square Garden.

Cleveland superó por 43-25 a Nueva York en el cuarto periodo. Sus triples superaron a la totalidad de encestes de los Knicks (ocho). Pero la reacción comenzó en la parte final del tercer cuarto, con los suplentes.

“Sólo hablábamos de dar pelea “, dijo Dwyane Wade. “Y cuando vimos que Kyle Korver logró esto y que LeBron entró otra vez, supimos que la corriente estaba ahora a nuestro favor”.

Tim Hardaway acumuló 28 tantos y 10 rebotes, mientras que Kanter agregó 20 puntos y 16 balones capturados ante los tableros. Pero Kristaps Porzingis acertó sólo siete de 21 y contabilizó 20 unidades.

Así, Nueva York desperdició la oportunidad de conseguir lo que hubiera sido su segundo triunfo sobre los Cavs en esta temporada.