TOMÁS LÓPEZ | @tomasvictor10
13 de marzo de 2016 / 03:30 p.m.

Con una participación estimada de 6 mil menores, el programa de Ligas Pequeñas en Nuevo León festejará su 60 aniversario con la temporada 2016 que este domingo se puso en marcha en el Estadio Monterrey.

El director nacional de Pequeñas Ligas, José Maiz García, y el director en América Latina, Carlos Pagán, encabezaron la ceremonia de apertura en la que participaron cientos de beisbolistas de categorías infantiles.

“Este es el mejor programa deportivo que hay en el mundo, el programa de Ligas Pequeñas afiliado a Williampsort, creo que en ningún otro deporte hay un programa como el de Williamsport”, declaró Pepe Maiz.

“Para nosotros significa mucho porque de una Liga Pequeña que teníamos en 1956 y 57, ahorita ya tenemos más de 60 Ligas Pequeñas, 63 este año y esperamos llegar a 74 para que estén representados todos los municipios de Nuevo León”.

En la inauguración se rindió un homenaje a integrantes de cada uno de los equipos que a través de la historia han acudido a la tradicional Serie Mundial de categoría 11 y 12 años con sede en Pennsylvania.

Especialmente se hizo mención de jugadores y managers de los equipos campeones mundiales en las ediciones de 1957, 1958 y 1997.

“La filosofía del beisbol infantil es tener los valores de las Ligas Pequeñas y eso ayuda mucho para que los muchachos sean buenos hijos, buenos padres, buenos ciudadanos y que en el futuro no se vayan para otros lados con tanta cosa que está sucediendo ahorita”, dijo Maiz García.

“El programa de Ligas Pequeñas puede alejar a muchos muchachos de diferentes tipos de problemas”.

Agradeció que el beisbol infantil siga siendo el primer paso en la formación de peloteros que pueden llegar a destacar a nivel estudiantil y profesional.

El director de la Región I, Rubén Salinas, informó que existe por lo menos una liga en 40 de los 51 municipios de Nuevo León.

Delegaciones como la de Linares, salieron de su sede a las 7:30 de la mañana, estuvieron en el parque de los Sultanes poco más de dos horas, y contemplaban regresar a las 16:00 horas.