AP - @MMDEPORTESMX
17 de mayo de 2017 / 10:27 a.m.

Los Celtics de Boston ganaron el martes la lotería del draft de la NBA y le sacaron el máximo provecho posible a un canje que pactaron hace cuatro años con los Nets de Brooklyn.

También los Lakers de Los Ángeles corrieron con fortuna en el sorteo. Tras figurar como el tercer peor equipo de la campaña, ascendieron y contarán con la segunda selección en el reclutamiento colegial.

Si la lotería hubiera dado a los Lakers una selección por debajo de las primeras tres, habrían tenido que cederla a Filadelfia.

Boston, el líder de la Conferencia del Este en la temporada regular, tendrá sin embargo la primera selección del draft. Una probabilidad de 25% de obtenerla se volvió realidad en el sorteo realizado por la noche.

Los Celtics vencieron el lunes a Washington en el séptimo juego de la segunda ronda de la postemporada. Abrirán este miércoles la final de la Conferencia del Este frente a Cleveland.

“Son dos situaciones completamente distintas: una tiene que ver con el futuro y la otra está en el presente”, destacó el presidente de los Celtics, Danny Ainge. “Ha sido muy divertido estar en este equipo este año”.

Brooklyn tuvo la peor foja de la NBA. Los Celtics tenían el derecho a intercambiar selecciones con ese equipo, a raíz del canje realizado en la noche del draft de 2013, que envió a Kevin Garnett y Paul Pierce a los Nets.

Los 76ers de Filadelfia tendrán la tercera selección y los Suns de Phoenix cayeron dos lugares y elegirán en el cuarto turno.

“Estoy emocionado”, expresó Joel Embiid, el pívot novato de los 76ers. “Subimos un puesto. Desearía que hubiéramos obtenido el primero, pero confiamos en el proceso, y será emocionante ver por quién vamos”.

Boston iba a obtener alguna de las primeras selecciones, sin importar los caprichos de las pelotas de pimpón que definieron el sorteo en el salón de un hotel. Tenían garantizada al menos la cuarta selección, para reforzar aún más a un equipo que está peleando por el título.

Y tras la próxima temporada, contarán con otra selección de primera ronda, de manos de los Nets, que casi seguramente volverán a ausentarse de los playoffs en 2018.

Los Celtics adquirieron las selecciones de primera ronda de los Nets para 2014, 2016 y 2018 en el canje.

Con el triunfo de Boston, van tres años consecutivos en que el equipo con mayores probabilidades gana la lotería. En la década previa, el club en esas condiciones no ganó una sola vez el sorteo.

Minnesota rompió esa racha en 2015 y reclutó al dominicano-estadounidense Karl Anthony Towns, quien fue eventualmente el Novato del Año. En 2016, Filadelfia se llevó a Ben Simmons en el puesto de honor.

La generación actual del draft se considera talentosa. Abundan los armadores como Markelle Fultz, Lonzo Ball y De’Aaron Fox.

Los Lakers tendrán la oportunidad de conseguir a alguno de esos jugadores luego de desafiar los pronósticos y ascender de puesto durante el sorteo, en su primer año con Magic Johnson como presidente del equipo. Los Ángeles tenía cerca del 53% de probabilidades de ubicarse por debajo de las tres selecciones, con lo que hubiera tenido que renunciar a su reclutamiento como parte del acuerdo mediante el que adquirió a Steve Nash en 2012.

Además, si eso hubiera ocurrido, los Lakers habrían tenido que entregar a Orlando su selección de primera ronda en 2019.

Nada de eso pasó, así que Johnson no dejaba de sonreír, pese a quedar segundo detrás de Boston, el acérrimo rival. Una racha de cinco victorias consecutivas por parte de su joven equipo en el final de la campaña hizo que los Lakers se ubicaran mejor que Phoenix, el penúltimo lugar de la liga.

“Ganamos cinco en fila y todos pensaban que estábamos locos”, recordó Johnson. “Ahora, los fanáticos en casa pueden respirar más tranquilos”.