AP - @MMDEPORTESMX
17 de abril de 2017 / 09:32 a.m.

Los Bulls de Chicago esperaron hasta la última jornada de la temporada regular para consolidar su pase a los playoffs. Jimmy Butler se aseguró de que la espera para ganar en la postemporada fuera corta.

Butler sumó 30 puntos con nueve rebotes y los Bulls vencieron el domingo 106-102 a Boston, en una noche emotiva para al afligido astro de los Celtics Isaiah Thomas.

Al día siguiente de la muerte de su hermana Chyna Thomas, de 22 años, en un accidente vial en su estado natal de Washington, Thomas lideró al equipo número uno de la Conferencia del Este, con 33 puntos.

Butler anotó 23 puntos en la segunda mitad y Bobby Portis acabó con 19 para que los Bulls consiguieran el triunfo como visitantes en la serie de primera ronda de los playoffs.

"Estuvimos muy concentrados toda la semana", dijo Butler. "Conocemos su juego como ellos conocen el nuestro. Pero lo ejecutamos muy bien. No lo hemos hecho en toda la temporada, pero este el momento adecuado para hacerlo".

Chicago recibió una gran ayuda de sus reservas jóvenes, que superaron a los de Boston 35-22.

El dominicano Al Horford acabó con 19 puntos, ocho asistencias y siete rebotes por Boston.

Los Celtics buscarán nivelar la serie el martes en el segundo partido en su casa.

Ninguno de los equipos pudo despegarse por más de dos posesiones hasta que Butler coló tres tiros libres con 4 minutos por jugar, poniendo el marcador 95-88. Butler anotó 10 puntos seguidos para adelantar a Chicago, octavo preclasificado del Este, al inicio del último periodo, el primero de tres cambios de delantera en ese cuarto.

Los fanáticos de los Celtics alentaron a Thomas en todo momento, incluyendo vítores ensordecedores en la presentación de los jugadores.

Thomas pareció estar abrumado por las circunstancias al inicio del partido, fallando por mucho el primer libre que tomó. No fue el único jugador de Boston que lució fuera de poco en los primeros compases.

Horford reconoció después que todo el equipo, no solo Thomas, estaba conmocionado.

"Nunca vamos a poner excusas, pero esto es duro", declaró Horford. "Esto fue difícil, y creo que los chicos lo gestionaron de la mejor forma. Sabíamos que (Thomas) estaba sufriendo... tenemos mucho respeto por él porque pudo salir".