AP - @MMDEPORTESMX
24 de abril de 2017 / 10:56 a.m.

Isaiah Thomas juega enlutado tras la muerte de su hermana. Trata de sacar fuerza del resto de sus compañeros en Boston y de los triunfos que puedan conseguir en los playoffs.

El domingo, los Celtics lograron otro en Chicago.

Thomas anoto 33 puntos, y Boston derrotó el domingo por 104-95 a los Bulls para empatar a 2-2 su serie de la primera ronda de la postemporada.

"Mental y emocionalmente, no estoy aquí, así que simplemente me alimento con lo que mis compañeros quieran darme", expresó Thomas. "Me dan mucha confianza. No podría lograrlo sin ellos. Creen en mí, y estar aquí es lo que me hace sentir cuerdo y en cierto modo normal durante estos momentos difíciles".

Hace poco más de una semana, Chyna, la hermana menor de Thomas, falleció por un accidente automovilístico en el estado de Washington. Thomas pasó algún tiempo con su familia en la localidad de Tacoma, entre los partidos que se realizaron en Boston y Chicago

Boston desperdició una ventaja de 20 unidades, pero Thomas tuvo un desempeño crucial en el tercer período que puso nuevamente a los Celtics arriba en el marcador después de que Chicago estuvo adelante brevemente.

Gerald Green acertó cuatro tiros de tres puntos y sumó en total 18 unidades para ayudar a que los Celtics —primeros preclasificados— se cobraran el favor que hicieron cuando perdieron en casa los dos primeros encuentros de la serie.

El dominicano Al Horford agregó 15 puntos y 12 rebotes por Boston, que será anfitrión del quinto encuentro, el miércoles.

Jimmy Butler encabezó la ofensiva de los Bulls con 33 unidades y nueve asistencias. Nikola Mirotic e Isaiah Canaan aportaron 13 unidades por cabeza, pero Dwyane Wade finalizó sólo con 11.

"Como en el partido anterior, tuvimos que gastar mucha energía tan sólo para reaccionar", lamentó Wade. "Si hubiéramos tenido mejores comienzos en casa, tal vez hubiéramos encontrado más justicia. Creo que ellos hicieron un gran trabajo al seguir su plan de juego y al hacer disparos complicados".

Canaan jugó por primera vez desde el 10 de abril, en momentos en que el entrenador de los Bulls, Fred Hoiberg, buscaba ayuda en el puesto de armador, pues Rajon Rondo se perdió su segundo duelo en fila por una fractura en el pulgar de la mano derecha.

Los Celtics ganaban por 20 puntos en el segundo periodo y tenían una delantera de 10 unidades en el tercero, cuando Chicago anotó 12 sin respuesta. Los Bulls tomaron la ventaja por 65-63 con un disparo de Robin López, a 4:35 minutos de que concluyera el periodo.

Thomas respondió con bandejas seguidas y sumó 10 unidades en un ataque de 12-0 que dio a los Celtics la ventaja por 75-65. Boston soportó los intentos de reacción de Chicago en el comienzo del último periodo.