AGENCIAS
29 de enero de 2016 / 06:34 p.m.

El presidente de los Chargers, Dean Spanos, dijo que el equipo seguirá jugando en San Diego durante 2016, y prometió trabajar con políticos y empresarios en busca de resolver una larga y agria disputa sobre la construcción de un nuevo estadio en la ciudad.

La página de internet del equipo difundió un comunicado de Spanos poco después de que trascendió un reporte, según el cual, los Chargers habían llegado a un acuerdo para unirse a los Rams en Los Ángeles. En Inglewood, un suburbio angelino, está prevista la inauguración de un estadio para 2019.

"Estoy comprometido con analizar esto desde una perspectiva fresca y contemplando las posibilidades", dijo Spanos.