AP
21 de octubre de 2016 / 10:16 a.m.

Ahora que los Indios están necesitados de un buen lanzador, podrían recurrir a Charlie Sheen. O mejor dicho, a "Wild Thing".

Sheen, quien interpretó al personaje Ricky "Wild Thing" Vaughn en la película "Major League", se ha ofrecido para participar en la ceremonia del primer lanzamiento en alguno de los juegos de la próxima Serie Mundial, a la que se ha clasificado ya Cleveland.

Poco después de que los Indios ganaron el gallardete de la Liga Americana, el miércoles en Toronto, varios fanáticos manifestaron en las redes sociales la posibilidad de que Sheen participara en las festividades, caracterizando a Vaugh, un pitcher de gafas. El Clásico de Otoño comienza el martes en Cleveland.

Sheen respondió a las peticiones el jueves en Twitter. Publicó una foto de sí mismo, encarnando a Vaughn con el uniforme de Cleveland, y escribió "'Major League' sigue dándome regalos. Si me llaman, sería un honor".

El actor ha aparecido ya en los playoffs. Acudió al Dodger Stadium el miércoles, cuando los Cachorros de Chicago derrotaron a Los Ángeles en el cuarto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Estrenada en 1989, "Major League" es una película que relata una historia ficticia, en que los Indios se coronan con un grupo heterodoxo de peloteros, incluido Vaughn, quien tiene problemas para encontrar la zona de strike y calienta con la canción de "Wild Thing", lanzada en 1966 por The Troggs.

En la vida real, los Indios se han sobrepuesto a una serie de lesiones en su rotación de abridores para coronarse en la División Central de la Americana. Luego, eliminaron a Boston y a Toronto.

Y algunos peloteros de Cleveland han aprovechado algunos pasajes de "Major League" para inspirarse.

El toletero Mike Napoli y el intermedista Jason Kipnis construyeron un santuario en un espacio entre sus casilleros, tal como ocurre en la película. El filme muestra que el personaje Pedro Cerrano practica el vudú y ora ante un ídolo llamado "Jobu", para que le permita batear las curvas.

Al igual que Cerrano, Napoli y Kipnis han creado su propio "Jobu", al que dejan ofrendas, incluidas botellitas de ron y habanos, pidiéndole salir de las malas rachas con el madero.