ap | @mmdeportesmx
9 de febrero de 2017 / 10:15 p.m.

El equipo masculino de básquetbol de la Universidad de Saint Louis perdió un partido ante St. Bonaventure en Nueva York. Luego perdió también su autobús.

Los Billikens salieron de la arena tras perder 70-55 ante los Bonnies, pero su autobús no estaba afuera esperándolos y nadie sabía dónde se encontraba, dijo James O'Callaghan, agente de la policía estatal de Nueva York. La chofer, luego identificada como Linda Edmister, de 56 años, de Gasport, de Nueva York, se había ido.

Mientras las autoridades buscaban el autobús, los jugadores se sentaron en el coliseo. El equipo subió a Twitter fotos de jugadores que hablaban en sus celulares, jugaban cartas y dormían la siesta.

"Solo estamos descansando en el Centro Reilly mientras tratamos de encontrar nuestro autobús, que está perdido", tuiteó el equipo.

La policía estatal informó que el autobús fue eventualmente interceptado en Randolph, a unas 40 millas (64 kilómetros) del Reilly. Policías dijeron que pudieron hallarlo a través de la señal de GPS que emitía un artículo que estaba en el vehículo. Funcionarios de la universidad dijeron que el artículo era el iPad del entrenador Travis Ford.

Las autoridades acusaron a Edmister de conducir ebria un vehículo comercial. De acuerdo con la policía, la chofer tenía un nivel de alcoholemia de 0,22%, más de cinco veces el límite permitido para conductores comerciales.

No se ha informado si Edminster contaba con un abogado que pudiera dar declaraciones sobre los cargos. La empresa para la que trabajaba la chofer, Grand Tours, indicó el jueves en un correo electrónico que la empleada fue despedida y que la organización se encontraba "extremadamente decepcionada y preocupada por su conducta".

O'Callaghan dijo que los agentes no saben exactamente cuándo la chofer fue del campus o por qué. El partido terminó a eso de las 9:30 p.m. y Edmister fue parada poco después de las 11 p.m., de acuerdo con las autoridades.