josé manuel villalva - multimedios digital
6 de julio de 2015 / 10:52 a.m.

En la NASCAR normalmente se dan accidentes espectaculares. El domingo durante la carrera en Daytona Beach, Florida fue una colisión espeluznante. 

El automóvil de Austin Dillon voló y chocó contra la pared, destrozando parte de la reja y lastimando a varios aficionados.

Un fan tuvo que ir al hospital a recibir tratamiento. Mientras 8 más fueron tratados ahí mismo en el autódromo y otros cuatro se rehusaron a ser atendidos.
"Quiero agradecer a todos los que fueron al auto a ver cómo estaba. Competimos todas las semanas pero somos una familia #NASCAR".

Daytona tweet

Vaya susto. El piloto Jimmie Johnson declaró "estoy en shock que Austin Dillon este vivo después de lo que le pasó.