josé manuel villalva - @elpepesports
11 de octubre de 2015 / 07:18 p.m.

Todo ha estado a favor de los Bengalíes de Cincinnati en el arranque de la temporada 2015, incluyendo la ciencia. 

Cincinnati remontó para vencer 27-24 en tiempo extra a Seattle con un gol de campo que entró después de pegar el poste izquierdo.

El astro físico Neil deGrasse Tyson señala que ese balón "probablemente entró por una desviación a la derecha 1/3 causado por la rotación de la tierra". 

Según Tyson, el Efecto Coriolis posiblemente tuvo efecto en el balón.

"En el Hemisferio Norte, la fuerza Coriolis de la Tierra desvía proyectiles que van de norte a sur hacia la derecha. Como media pulgada cada 50 yardas", platicó.

Neil deGrasse agregó que "el estadio Paul Brown no está orientado exactamente de norte a sur" y como el gol de campo fue de 42 yardas produjo una desviación de 1/3 de pulgada en lugar de 1/2".

Los Bengals están 5-0 y demuestran que no solamente son buenos sino también están usando la rotación de la Tierra a su favor.