AP
19 de junio de 2016 / 09:51 p.m.

La maldición deportiva que pesaba sobre Cleveland ha terminado. LeBron James y Kyrie Irving se encargaron de conjurarla.

James aportó un "triple doble" e Irving embocó un disparo crucial de tres puntos a 53 segundos de que concluyera el encuentro para que los Cavaliers vencieran el domingo 93-89 a los Warriors de Golden State en el séptimo partido de la final de la NBA.

Es el primer título deportivo relevante que consigue cualquier equipo de Cleveland desde que los Browns se coronaron en 1964 en el fútbol americano.

James totalizó 27 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias. Irving finalizó con 26 unidades por Cleveland, que perdía la serie por 3-1 y logró una remontada que ningún equipo había conseguido en estas instancias.