TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ - @TOMASVICTOR10
24 de enero de 2017 / 10:42 a.m.

El coach en jefe de los Tigres en categoría Intermedia, Carlos Cabral, consiguió un importante “primero y diez” en el partido de la vida al erradicar el problema de cáncer que padeció el año pasado.

El entrenador de futbol americano fue atendido en el Hospital Universitario para enfrentar con entereza un rival inesperado durante el segundo semestre del 2016.

“Los primeros estudios definitivamente salieron bien, el médico me dice que estamos libres de todo tipo de cáncer pero tenemos que esperar un proceso de seguimiento porque es algo que puede llegar a salir nuevamente”, expuso Cabral.

“Esperemos en Dios que no se presente esa situación”.

¿Es como un primero y diez en la vida?
“Sí, la verdad que es un primero y diez con sabor a primero y gol, estamos ya trabajando duro, estamos disfrutando cada día, cada una de las situaciones con los muchachos y muy contentos con la familia tan bonita…es un primero y diez muy sufrido pero lo logramos”.

El pasado mes de mayo le fue detectado un problema de cáncer en la garganta que incluso provocó que comenzara a perder la voz.

El entrenador agradeció al Rector de la UANL, Rogelio Garza Rivera, la oportunidad de atenderse en el Hospital Universitario, donde vivió un proceso que incluyó seis quimioterapias, 35 radiaciones.

Tras los exámenes médicos aplicados a fines del año pasado, el resultado arrojó que el cáncer ha desaparecido.

Formado en el Club Vaqueros de la Linda Vista, Carlos Alberto Cabral Quiroga aprendió que en el deporte y en la vida siempre se ofrece un segundo esfuerzo y se pelea hasta el silbatazo final.

De 39 años de edad, el coach vivirá su segunda temporada al frente de los Tigres de Intermedia, además de colaborar en las Panteras de Prepa 22 y el Club Potros.

De la mano de Cabral, Tigres conquistó el año pasado el campeonato nacional de Intermedia luego de comenzar el calendario con derrotas en los primeros tres partidos.