cortesía la afición
26 de junio de 2017 / 08:08 p.m.

Julio César Chávez se mostró dolido tras llegar a la funeraria donde es velado su hermano Rafael Chávez González, quien fuera asesinado por resistirse a un asalto en Culiacán, Sinaloa.

La leyenda del boxeo mexicano advirtió que la muerte de su hermano no quedará impune, “vamos a trabajar de que esto se esclarezca, yo les prometo que esto no se va a quedar impune, es más no lo juro, chingo a mi madre”, declaró para el medio Línea Directa.

Asimismo, el ex boxeador aseguró que la familia no pudo identificar a los responsables del crimen de Rafael Chávez, de quienes ya tienen algunas pistas; sin embargo, no dará a conocerlas.

“No pudieron identificar a ninguno, pero tenemos pistas y no se las voy a dar conocer. Todo está muy avanzado, gracias a Dios, pero esto no va a quedar impune”, recalcó.

El ex campeón mundial se dijo indignado por “el aumento de asesinatos, levantamientos; ahorita fue mi hermano a lo mejor mañana soy yo”, ya que en Tijuana él recibió una amenaza de secuestro, motivo por el cual pidió el apoyo del gobierno y solo “se han hecho pendejos”.

Chávez González declaró que las autoridades tienen conocimiento del secuestrador, que anteriormente estuvo en la cárcel y lo dejaron libre, gracias al FBI el ex boxeador tiene conocimiento de ello.

Actualmente, Julio César cuenta con seguridad privada, porque en Tijuana no quisieron apoyarlo.

A pesar de la inseguridad que hay en el país, el ex campeón mundial no piensa cambiar de residencia, pues “toda mi vida he vivido en Culiacán, nunca nos había pasado este tipo de cosas. Ahora suscita esto que nos parte la madre, en verdad”.

Aunque ya hay una averiguación del asesinato de su hermano, Julio César Chávez declaró que no ha tenido contacto con el gobernador Quirino Ordaz Coppel, “no he recibido ninguna llamada de parte del gobierno, se han hecho pendejos también”, por lo cual “yo tendré que actuar por mi propia cuenta”.

“No he recibido ninguna llamada de parte del gobierno, se han hecho pendejos también yo creo o no sé qué es lo que esté pasando”, concluyó.

AG