AP - @MMDEPORTESMX
10 de mayo de 2016 / 10:19 a.m.

Stephen Curry atinó un triple en el tiempo extra y gesticuló hacia el público, gritando una y otra vez: "¡Volví! ¡Volví!".

No cabe duda que la estrella de Golden State está de vuelta.

Curry volvió a jugar tras dos semanas de inactividad por una lesión de la rodilla derecha y fijó un récord con 17 puntos en el tiempo extra, metió 40 en total, y los Warriors remontaron el marcador para vencer el lunes por 132-125 a los Trail Blazers de Portland y tomar ventaja de 3-1 en su serie por las semifinales de la Conferencia del Oeste.

"Me encanta este deporte, me encanta jugar y me encanta competir. Y extrañé muchísimo jugar con mis compañeros", dijo Curry. "Fue una buena sensación ayudar a nuestro equipo a ganar esta noche y de esa manera, y fue una tremenda sensación volver a la duela y jugar".

Curry no jugaba desde que sufrió un esguince de la rodilla en el cuarto partido de la serie de primera ronda contra Houston. El base lució fuera de ritmo los tres primeros parciales, pero detonó en el cuarto parcial y el tiempo extra para ayudar a los campeones de la NBA a remontar una desventaja que llegó a ser de 16 puntos.

El entrenador Steve Kerr tenía planificado utilizar a Curry unos 25 minutos saliendo de la banca, pero el base tuvo que jugar más tiempo después que Shaun Livingston, quien fue titular durante su ausencia, fue expulsado en el segundo parcial por discutir con un árbitro.

La exhibición de Curry se produjo horas después que una persona con conocimiento der la decisión dijo a The Associated Press que el astro recibirá el trofeo al Jugador Más Valioso por segunda temporada consecutiva.

Los Warriors pueden liquidar la serie el miércoles por la noche en el quinto partido en su cancha.