JUAN LARA | @JUANLARAM7
4 de noviembre de 2017 / 02:56 p.m.

Pablo Hermoso de Mendoza demostró porque es considerado el mejor rejoneador del mundo al deleitar al respetable público de la Plaza de Toros Monumental Monterrey con su clase y se llevó dos orejas.

El rejoneador español dio una clase de toreo sobre sus caballos Alquimista, Perlin, Teco, Nevado y aunque el primer toro, Criollo, sufrió la pérdida del pitón derecho, eso no fue excusa para que ganara la ovación del respetable.

"Que pena que se lastimó un toro que las cosas que hacía eran magníficas, de los tres que me salieron hoy mostraba más condiciones. Y bueno con el sustituto pude triunfar y este último es donde hay que poner toda la carne en el asador porque el toro lo vendía muy caro. Pero que bueno que la gente valora como un torero es capaz de darle la vuelta a un toro como este. Me llevo dos orejas, y sobretodo la sensación de dos buenas actuaciones que la gente las ha disfrutado de principio a fin, que se ha metido dentro de la faena y esa es la mejor recompensa para mí", dijo.

Pablo Hermoso destacó la entrega del público regiomontano hacia su persona cada vez que pisa Monterrey.

"Hace 18 años que vine por primera vez a Monterrey, desde ese entonces se ha mantenido el cariño. Imagínate que entradón, mi agradecimiento a esta gente", agregó.

El regiomontano Juan Antonio Adame y el francés Sebatián Castella también se ganaron dos orejas.

El torero galo lamentó no haber podido llevarse el rabo.

"He disfrutado, llevo una rachilla que no salían las cosas y hoy he disfrutado una barbaridad. He toreado para mí. Me haría gustado cortarle el rabo, pero hay más toros y más días", señaló Castella.

Sergio Garza recibió al toro de rodillas, y en el cuarto intento sufrió un fuerte impacto del "Gorrión" de 485 kilos. Sin embargo, después de ser atendido en la enfermería regresó al ruedo para continuar con la alternancia.

AM