AP
6 de mayo de 2015 / 12:54 p.m.

Manny Pacquiao y la gente encargada de manejar su carrera enfrentan ya una demanda que les exige indemnizar a quienes pagaron para mirar por televisión su pelea contra Floyd Mayweather Jr, tras no revelar antes del combate que sufría una lesión en un hombro.

La demanda fue presentada el martes ante una corte federal en Las Vegas de parte de dos personas, identificadas como Staphane Vanel y Kami Rahbaran.

Ambos denunciantes se dicen defraudados, tras pagar por ver la pelea mediante la televisión, y buscan que la demanda alcance una índole colectiva, a fin de representar a cualquiera que haya comprado boletos para presenciar el combate en Las Vegas, que haya contratado la transmisión televisiva o que haya apostado al pleito.

Esta demanda llega en momentos en que la Comisión Atlética de Nevada sopesa si sancionará a Pacquiao por no revelar la lesión que sufrió en un entrenamiento previo a la contienda. El filipino, quien cayó por decisión unánime, se sometería a una intervención quirúrgica esta semana, por una ruptura del manguito rotador del hombro.

En particular, los reguladores del boxeo en Nevada buscan averiguar por qué Pacquiao respondió negativamente a la pregunta de si sufría una lesión de hombro, en un formulario que completó un día antes de la pelea.

"Nuestro trabajo consiste en proteger la salud y la seguridad de los boxeadores, así como la integridad de este deporte", indicó el presidente de la Comisión, Francisco Aguilar. "Esperamos que nuestros boxeadores respondan con veracidad".

El promotor de Pacquiao, Bob Arum, ha dicho que la lesión se presentó cuatro semanas antes del combate, pero pareció sanar lo suficiente. Sin embargo, la gente de Pacquiao solicitó que se le suministrara un antiinflamatorio y analgésico inyectable en el hombro justo antes de la pelea.

Pacquiao dijo que se volvió a lastimar el hombro en el cuarto asalto, cuando asestó sus mejores golpes de la noche contra Mayweather.

En un texto enviado a la cadena ESPN, Mayweather dijo que aceptaría una revancha con Pacquiao.

"Pelearé con él en un año, después de su cirugía", indica el texto.