AGENCIAS
12 de diciembre de 2015 / 09:04 p.m.

Derrick Henry se convirtió el sábado en el segundo jugador de la Universidad de Alabama que obtiene el Trofeo Heisman.

Se trata además de apenas el tercer corredor en 16 años que consigue el premio al mejor jugador del año en el fútbol americano colegial. El otro jugador de Alabama que había logrado el galardón fue Mark Ingram, quien era también el último corredor que se había embolsado el trofeo, en 2009.

Otro corredor, Christian McCaffrey de la Universidad de Stanford, fue segundo en la votación. En el tercer puesto se ubicó Deshaun Watson, quarterback de Clemson.

Henry, de 109 kilogramos (242 libras), rompió el récord de Herschel Walker en la Conferencia del Sureste, con 1.986 yardas por tierra. Igualó también una marca de esa Conferencia con 23 touchdowns.

Gracias a su ayuda, Alabama, segundo clasificado, avanzó al playoff del fútbol americano colegial. La "Marea Escarlata" (12-1) enfrentará a Michigan State en el Cotton Bowl, el 31 de diciembre.