AGENCIAS
2 de julio de 2016 / 02:36 p.m.

El estadounidense Sam Querrey, vigésimo octavo favorito, dejó fuera del torneo al serbio Novak Djokovic, defensor del título y campeón en tres ocasiones, al vencerle en la tercera ronda de Wimbledon, por 7-6 (6), 6-1, 3-6 y 7-6 (5) en dos horas y 56 minutos.

"Esto es increíble, estoy muy contento, sobre todo en el mejor torneo del mundo. Los parones por la lluvia me permitieron descansar. Djokovic es sin duda uno de los mejores de la historia. Ahora voy ronda a ronda, no se con quién me enfrente en la siguiente pero estoy deseando que llegue ya", dijo Querrey, nada más acabar el partido, en el que conectó 31 saques directos.

Querrey se medirá en octavos con el francés de 34 años Nicolas Mahut, que derrotó a su compatriota Pierre Hugues Herbert por 7-6 (5), 6-4 3-6 y 6-3 en dos horas y 19 minutos.

Djokovic lo tenía difícil, tras ser suspendido el encuentro este viernes, por la lluvia, cuando el cañonero americano había ganado los dos primeros sets. En la reanudación, hoy, hubo tres parones de nuevo. El primero cuando el serbio se lanzó en tromba y se puso con 4-0 en el tercero, luego ya habiéndose hecho con esta manga y dominando por 6-3 y 1-1. El último, con 6-5 en el cuarto.

Querrey desperdició cinco bolas de rotura en ese último parcial. Los nervios y las ganas de ganar rápido le traicionaron, pero luego supo templarlos en el juego corto para consumar su gran victoria.

Con esta derrota, Djokovic no podrá alcanzar su sueño de ganar los cuatro grandes en la misma temporada, como hicieron en su día el estadounidense Donald Budge (1938) y el australiano Rod Laver (1962 y 1969). Ni tampoco convertirse en el segundo hombre en la historia en ganar cinco grandes consecutivos. Budge es el único que ha ganado seis, desde Wimbledon en 1937 al Abierto de EE.UU. en 1938.

También se ha quedado a las puertas de igualar con Laver en la lista de más victorias consecutivas en el Grand Slam (31). El serbio no perdía en uno de ellos desde la final de Roland Garros en 2015, contra el suizo Stan Wawrinka. También detuvo los accesos consecutivos de "Nole" a los cuartos de final de estos mismos, que ahora se quedan en 28.

El número uno del mundo luchaba por ganar su cuarto Wimbledon y su grande número 13 y cayó ante Querrey sufriendo su salida más temprana de uno de los Slams, desde Roland Garros en 2009, ante el alemán Phillip Kohlschreiber en la tercera ronda.