AP
11 de septiembre de 2015 / 07:01 p.m.

En la semifinal más desigual en la historia del torneo en la Era Abierta, Novak Djokovic vapuleó el viernes 6-0, 6-1, 6-2 al campeón vigente Marin Cilic y tendrá una nueva oportunidad para conquistar su segundo título en el Abierto de Estados Unidos.

El número uno del mundo empleó apenas 85 minutos para despachar al croata Cilic, convirtiéndose en el tercer hombre que alcanza las finales de las cuatro grandes citas en un mismo año desde que la Era Abierta comenzó en 1968.

Djokovic enfrentará a un suizo en la final el domingo: Roger Federer se medía contra Stan Wawrinka en la segunda semifinal más tarde.

Será la sexta final del serbio en el US Open, pero sólo una vez pudo proclamarse campeón cuando venció a Rafael Nadal en 2011. Perdió las finales de 2007, 2010, 2012 y 2013.

Con una temporada de vaivenes tras su sorpresiva consagración el año pasado en Flushing Meadows, el croata Cilic lució con un magnífico nivel en el sitio donde conquistó su primer grande.

Pero se topó con Djokovic, un adversario contra quien ha perdido todos sus 14 partidos.

"Salí a jugar bien enfocado, buena intensidad y obviamente ejecutó mi estrategia", dijo Djokovic en la entrevista a pie de cancha.

Djokovic reveló en la entrevista que Cili jugó disminuido por una dolencia en el tobillo: "Hay que reconocerle que tuvo la gallardía de salir a jugar cuando no estaba en plenitud", señaló el serbio.

Aunque Djokovic apenas logró 16 tiros ganadores, los desaciertos de Cilic marcaron la diferencia. El noveno cabeza de serie cometió 37 errores no forzados contra los 13 de su oponente.

Cilic apenas pudo tener una efectividad del 45% por su primer saque y perdió el 78% de los puntos con el segundo saque.

Y por primera vez en su carrera, Djokovic alcanzó el partido por el título de los cuatro grandes en un mismo año. Se consagró en el Abierto de Australia y Wimbledon, pero sucumbió ante Wawrinka en el Abierto de Francia.