AP - @MMDEPORTESMX
10 de octubre de 2017 / 09:48 a.m.

Liderados por un pitcher japonés y un novato local, los Dodgers de Los Ángeles vuelven a luchar por el Campeonato de la Liga Nacional.

Cody Bellinger jonroneó, produjo dos carreras y se cayó al dugout al robar un out para un dominante Yu Darvish en la victoria 3-1 de los Dodgers de Los Ángeles sobre los Diamondbacks de Arizona, que completó una barrida en la Serie de División de la Liga Nacional.

“Teníamos un gran equipo”, comentó Bellinger, de la cercana localidad de Chandler, Arizona. “Y venir aquí y barrerlos, vencer en su terreno, es difícil de hacer y muy especial”.

Darvish, adquirido de Texas en un canje de última hora, ponchó a siete en cinco innings para superar a Zack Greinke, de Arizona, y conseguir la primera victoria en postemporada del pitcher japonés en tres intentos.

“Yu es uno de los mejores pitchers del mundo”, dijo el catcher de los Dodgers Austin Barnes, que también jonroneó. “Cuando está en su juego, es duro para cualquier equipo”.

Cuatro relevistas de Los Ángeles se combinaron para mantener el juego en tres hits. Kenley Jansen contuvo un sencillo de David Peralta en un salvamento con tres outs, redondeado con el ponche a Paul Goldschmidt. Solo cuatro bateadores de los Diamondbacks llegaron a base en toda la noche, incluyendo un jonrón de Daniel Descalso.

“Se trataba de acabar con ellos”, dijo Darvish, “porque el juego también puede decantarse de su lado”.

Los Dodgers, que ganaron 104 juegos para fijar el mejor registro de las mayores y asegurarse la ventaja de cancha en la postemporada, se enfrentarán al ganador de la serie entre Nacionales y Cachorros por el campeonato de la Liga Nacional. Los Ángeles perdió ante Chicago en esa serie el año pasado.

Los ganadores limitaron la mayor parte de su celebración al clubhouse sin acercarse a la piscina más allá del muro del jardín. Los jugadores de Los Ángeles ofendieron en 2013 al público local al bañarse cuando se aseguraron el liderato del oeste de la Liga Nacional. En esta ocasión, había policías a caballo esperando para mantener a los Dodgers fuera.

Bellinger jonroneó en el quinto y después hizo una audaz atrapada para poner fin al inning. El primera base cayó al dugout de los Dodgers al atrapar el elevado de out al campocorto de Jeff Mathis, y estuvo a punto de caer sobre el regazo del manager Dave Roberts.

“Debería haber estado más rápido para rescatarle”, comentó Roberts, “pero fue una jugada increíble”.

Bellinger, de 22 años, es el Dodgers más joven que ha llegado a la postemporada. Es 75 días más joven de lo que era Corey Seager cuando batió ese récord el año pasado.

Fue un duro final para la temporada de los Diamondbacks, que pasaron de 69-93 en 2016 a 93-69 este año.

“Quiero recordar cómo me siento”, comentó el mánager Torey Lovullo, que está en su primer año al timón de Arizona, “porque creo que me motivará, y el dolor y la frustración que todos experimentamos ahora”.