notimex
18 de mayo de 2015 / 07:40 p.m.

A unas horas de que inicie la reunión de dueños de la NFL, el propietario de Patriotas de Nueva Inglaterra, Robert Kraft, ofreció su primera entrevista acerca del "deflate-gate", en la que siguió defendiendo la inocencia del mariscal de campo Tom Brady y de su equipo.

"He conocido a Tommy (Brady) por 16 años, casi la mitad de su vida. Es todo un hombre y siempre ha sido honesto conmigo y yo confió en él. Creo en lo que me dijo. Él nunca me ha mentido y yo no he encontrado evidencia sólida o concluyente sobre lo contrario", dijo en declaraciones a la columna MMQB de SI.com.

Desde que la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) emitió, hace casi dos semanas, el informe sobre el escándalo de los balones presuntamente desinflados por Patriotas en el juego contra Potros de Indianápolis del pasado 18 de enero, la franquicia sólo había emitido comunicados por escrito al respecto.

Sin embargo, eso cambió hoy, cuando Kraft accedió a una entrevista con la revista “Sporst Ilustrated”, en la que admitió que "me puse realmente nervioso. Recibir el castigo más severo en la historia de la Liga simplemente no es justo".

Del mismo modo, reiteró lo dicho en anteriores comunicados, al considerar que la investigación realizada por el consultor independiente Ted Wells fue injusta y careció de evidencia sólida e incontrovertible para castigar a Brady.

"Necesitamos tener investigaciones y reportes justos y balanceados, pero en este reporte, cada inferencia fue en nuestra contra... inferencias sobre evidencia ambigua y circunstancial fueron todas en nuestra contra. Eso es lo que realmente me molesta", aseguró.

"Si no tienes la llamada `arma humeante´ es muy frustrante y ellos no la tienen. Este asunto no debió haber alcanzado este nivel", insistió Kraft un día antes de que los dueños de franquicias inicien su reunión anual en Atlanta, Georgia.

La NFL multó a los "Pats" con un millón de dólares y además les retiró su selección de primera ronda en 2016 y la de cuarta en 2017, mientras que a Brady lo suspendió por los primeros cuatro juegos de la temporada regular de 2015.

Por ello, se rumoraba que el equipo acudiría a los tribunales convencionales para demandar a la Liga, al respecto, Kraft no confirmó ni negó las versiones y se limitó a decir que "no voy a comentar al respecto en este momento. Voy a dejarlo así. No voy a decir nada".

Por último, en cuanto a lo que espera del suplente de Brady, Jimmy Garoppolo, para los juegos en que deberá tomar el timón de la ofensiva, Kraft calificó al egresado de la Universidad del Este de Illinois como un gran trabajador y una buena persona.

No obstante, admitió que "hasta que estén volando los balazos y tu estés ahí, nadie sabe (cómo va a responder). Piensa en cuántos de estos seleccionados, incluso, de primera ronda no lo logran. Él (Garoppolo) trabaja duro y estudia mucho".