CORTESÍA LA AFICIÓN
9 de septiembre de 2016 / 04:49 p.m.

Los triunfos siguen cayendo para la delegación paralímpica mexicana en los Juegos de Río 2016. La gloria en esta ocasión fue para el judoca mexicano Eduardo Ávila quien obtuvo oro en la categoría de los 81 kilogramos.

El bagaje deportivo en el judo le dio a Ávila el respaldo para culminar un ciclo paralímpico más con una nueva medalla; en estos sus terceros Juegos. Ávila presume una presea dorada en Beijín 2008 y en Londres 2012 agregó un bronce a su historial.

A nivel continental, Eduardo es tricampeón parapanamericano al adjudicarse el oro en Río 2007, Guadalajara 2011 y Toronto 2015.

A temprana edad, Eduardo se dedicó de tiempo completo al deporte probando suerte en distintas disciplinas, pero en gran medida, gracias a su padre, puso principal interés en el judo, una disciplina que le ayudó a sacar adelante su padecimiento.

Eduardo Ávila padece retinosis desde una etapa prematura, una enfermedad ocular que limita su visión, pero gracias a ello y a la influencia familiar, el judoca ha registrado grandes logros a lo largo de su carrera deportiva.

Con 30 años, el nuevo campeón paralímpico sumó la tercera medalla para México en el segundo día de competencia en Río de Janeiro.