redacción - @mmdeportesmx 
5 de diciembre de 2015 / 03:15 p.m.

El entrenador de los Colquitt Country en el futbol de preparatoria, Rush Propst sorprendió a todos durante los playoffs del estado de Georgia, cuando cabeceó a uno de sus propios jugadores, provocando el sangrado del manejador.

Propst es conocido por ser uno de los coaches más intensos y agresivos en el emparrillado, y ahora fue el turno de su pateador en ser testigo de su carácter.