juan lara | @juanlaram7
27 de marzo de 2017 / 09:02 p.m.

Con una gran alegría por regresar a la que considera su casa luego de su aventura por el béisbol de Japón, así lució el pelotero cubano Félix Pérez en su llegada a la ciudad de Monterrey para reportar con Sultanes.

Cerca de las 20:00 horas de este lunes, el cubano llegó a la ciudad e inmediatamente expresó su alegría y su deseo de obtener el título con los Fantasmas Grises.

"Gracias a Dios de nuevo aquí con Sultanes y ellos dándome la oportunidad de regresar a casa. Me siento como en mi casa, son par de años los que llevo acá. Orgulloso de volver a México después de mi salida a Japón. Vengo a ayudar y a hacer lo que no pudieron lograr los muchachos, que tuvieron un gran año, pero les falto un poquito para ganar el campeonato", expresó.

Pérez consideró positivo su paso por tierras niponas, y ya le dio vuelta a la página para ahora dar más del cien por ciento con Sultanes y conquistar el título.

"Me fue bien. Gracias a Dios por la oportunidad que me dieron en Monterrey pude meter mano ayudar al equipo. Se interesaron allá en Japón, pero ahora estamos aquí hay que entregarse al 120 por ciento para buscar lo que queremos, ese gran trofeo", agregó.

El cubano está ilusionado por el roster que han conformado los regiomontanos y resaltó el apoyo que brinda la afición de los Sultanes.

"Tenemos buen equipo, sangre nueva con experiencia. Deseos de jugar y la afición nos apoya bastante. Este año vamos a llegar muy lejos y ojalá sea con el trofeo en la mano".

El jardinero reveló que ya ha tenido comunicación con Félix Fermín y la directiva del equipo sultán.

"He hablado con Félix (Fermín). A parte de ser un mánager, es una excelente persona, un caballero a toda. He hablado con la gerencia y tienen energía ganadora, positiva, ya veremos que pasa. Mañana me incorporo al terreno, ya vengo listo para empezar".

Félix Pérez se dijo listo y en óptimas condiciones para estar disponible cuando los Sultanes de Monterrey abran la temporada de la LMB recibiendo a los Saraperos de Saltillo en el Estadio de Béisbol Monterrey.