TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ - @TOMASVICTOR10
16 de mayo de 2016 / 02:49 p.m.

Mario Rubio está de regreso con los Tigres para pelear por un lugar en el cuerpo de receptores de los Auténticos en la temporada 2016.

El ala abierta originario de Toluca reconoció que ya se había resignado a no volver a jugar tras cumplir cinco temporadas en Liga Mayor pero el cambio en el reglamento de competencia en la Onefa le ha permitido buscar otra oportunidad.

“Pues, muy contento la verdad, digo, ya había sentido lo que es terminar mi carrera y que no iba volver a jugar…con el cambio de regla me dio mucho gusto, y estoy muy feliz de estar con una nueva oportunidad, de un año más”, expuso Rubio.

Al implementarse este año partidos interligas dentro del calendario regular, la Onefa incrementó el número de temporadas en su elegibilidad, como lo hace la Conferencia Premier de la Conadeip.

Los jugadores podrán jugar ahora hasta un máximo de siete campañas siempre y cuando no rebasen la edad límite de 25 años.

El jugador que porta el número uno en el jersey reconoció que hay mucha competencia entre los receptores, por lo que no se tiene garantizado un lugar en el equipo.

Auténticos cuenta con elementos de experiencia como Daniel Lozano, Fernando Richarte y Alberto Vázquez, además de chavos que han ascendido del equipo campeón de la categoría Intermedia y otros que han regresado al equipo como Alonso Carrete.

El coach de receptores de los Auténticos, Hugo “Gazú” González, reconoció que será difícil decidir quiénes se quedarán en el equipo.

“Está claro que el equipo va tener que hacer un “corte” en algunas posiciones… en lo que se refiere a los receptores creo que tenemos quizá la tarea más complicada porque hay jugadores con mucho talento”, declaró González.

Otros jugadores que han regresado a Tigres luego de haber participado cinco años en la Onefa son el esquinero Francisco Javier García; el defensivo, Pedro Guerrero, y los linieros ofensivos, Iván Barragán y Joaquín Dávila.