tomás víctor lópez - multimedios digital
13 de julio de 2015 / 07:01 p.m.

“Con el reto de alcanzar a entrar a los play-off, Félix Fermín fue presentado como manager de los Sultanes para el mes que resta en la temporada regular.

El estratega dominicano dijo buscará hacer los ajustes para que día a día el Monterrey se acerque a un posible repechaje o a calificar como cuarto lugar.

“La verdad que me siento muy afortunado, muy contento de estar de nuevo en esta tremenda organización, salí de una buena organización como Delfines del Carmen, sin ninguna queja, sólo cosas que se dieron para que regresara aquí a mi casa”, declaró Fermín.

“Estoy muy positivo, con mucha confianza en el trabajo que pueden desempeñar cada uno de ellos, vamos salir a ganar juego por juego, tratar de hacer lo mejor que se pueda y sé que hay posibilidades, todavía nos quedan 30-31 juegos y nos vamos a enfrentar a los equipos que están delante de nosotros”.

Fermín llevó al Monterrey al último campeonato conquistado por la franquicia regiomontana, en el 2007.

Con un equipo que en el papel luce balanceado en ofensiva, defensiva y pitcheo, Sultanes ha tenido cuatro managers en la campaña.

“Estaba del lado contrario y sé la clase de equipo que hay aquí, es un equipo competitivo, si no hay que corregir algunas cosas y eso es lo que voy a tratar de hacer, tratar de unir al equipo lo más que se pueda”, expuso Félix.

“Sé que el equipo, cualquiera lo ve y piensa que está difícil pero no está difícil yo creo que aquí hay un equipo con muchas condiciones, con peloteros que pueden hacer el trabajo”.

A pesar de que había realizado un buen trabajo al frente del equipo, el venezolano Lino Connell se quedará como coach de bateo en lo que resta del año.

Sultanes está a cuatro juegos y medio de distancia del cuarto lugar de la Zona Norte, y a dos partidos y medio de la posibilidad de ir a un repechaje.

NUEVO PITCHER
A 48 horas de que termine el plazo para reforzar a los equipos, Sultanes anunció la llegada del lazador zurdo dominicano, Atahualpa Severino.

El pitcher llegó a las Grandes Ligas en el 2011 con la organización de los Nacionales de Washington.

La directiva expuso que dependiendo de algún otro pelotero que se pueda conseguir hasta el miércoles por la noche, decidirán quién de los importados saldrá del roster.