redacción
16 de julio de 2015 / 04:41 p.m.

La nadadora Fernanda González solucionó sus conflictos con los directivos de la delegación azteca en los Juegos Panamericanos de Toronto.

Alfredo Castillo, titular de la CONADE, se reunió con directivos del COM y Fernanda González, para solucionar los conflictos ocasionados por el traje de baño, que utilizó ayer la nadadora.

A tavés de su cuenta oficial de Twitter, Castillo publicó que el problema se resolvió mediante el dialogo. “Agradezco la disposición de @fergnzlz y @mariogarciadelatorr Jefe de Misión, para charlar y tomar la mejor decisión por el deporte”, posteó.

El directivo aseguró que el deporte es pasión, pero también unión y en la foto también aparece Mario de la Torre, Jefe de la Delegación Mexicana en Toronto.

“El diálogo nos permite solucionar cualquier conflicto. El deporte es pasión pero también unión”, continuó.

El día de ayer, la nadadora afirmó que fue obligada a utilizar un traje de baño que no era adecuado a sus características, pero tenía que usarlos por la marca patrocinadora. En caso de negarse, la nadadora aseguró que sufrió amenazas de quitarle su acreditación y mandarla de regreso a México.

González afirmó que fue encerrada en un cuarto aproximadamente por una hora y fue obligada a usar el traje. En caso que se negara, las autoridades amenazaron con quitarle la acreditación y retornarla a México.

La nadadora acusó a Mario de la Torre, Hanna Woloski y Mónica Romero, quienes son los encargados de la mercadotecnia del COM. Sin embargo, el problema está solucionado y competirá en dos pruebas más en Toronto: 100 metros dorso el 17 de julio, y un día después en el relevo 4x100 combinado,