AGENCIAS
18 de marzo de 2016 / 09:55 p.m.

Stephen Curry aportó varias jugadas brillantes en una actuación de 31 puntos, su compañero Klay Thompson agregó 39 y los Warriors de Golden State se prepararon el viernes para su visita a San Antonio con una victoria de 130-112 sobre los Mavericks de Dallas.

Entre las jugadas que causaron asombro de una típica muchedumbre de aficionados a los encestadores del equipo visitante, Curry robó el balón a Dirk Nowitzki cerca de la media cancha antes de encestar un disparo a 35 pies de distancia sobre el alemán justo antes de que terminara el primer cuarto.

Además, en el segundo periodo, Curry embocó un triple que hizo contacto con el tablero desde un extremo, con Nowitzki frente a él.

Los Warriors acertaron 14 de sus primeros 17 tiros de larga distancia, terminaron conectando 22 de 38 de ellos y ganaron por séptima vez en fila. Ahora tratarán de ponerle fin a la racha de derrotas más larga de la NBA en una cancha rival: 32 descalabros en fila en casa de los Spurs desde el 14 de febrero de 1997.