AP - @MMDEPORTESMX
20 de septiembre de 2016 / 10:39 a.m.

La rivalidad entre los Gigantes y los Dodgers sigue a flor de piel.

Adrián González pegó el doble de la victoria en el noveno inning, y los Dodgers de Los Ángeles remontaron el lunes para adjudicarse un triunfo por 2-1 sobre los Gigantes de San Francisco que amplió a seis juegos su ventaja en el Oeste de la Liga Nacional.

"Fue impresionante", dijo el as de los Dodgers Clayton Kershaw. "Una victoria de equipo muy divertida y también una muy importante".

Dos episodios antes volvía a saltar la tensión entre Madison Bumgarner y el cubano Yasiel Puig, que protagonizaron un intercambio de empujones. La remontada de los Dodgers en el último comenzó con un sencillo del emergente Andrew Toles para abrir el inning.

Un sencillo de Corey Seager superó al segunda base Joe Panik en un lanzamiento con dos strikes del puertorriqueño Javier López (1-3), permitiendo que el veloz Toles alcanzase la tercera.

Justin Turner conectó un sencillo que igualó la pizarra y el mexicano González lo siguió con un batazo que se fue al fondo del jardín derecho evitando a Hunter Pence.

"Esto es lo que nos gusta de nuestro equipo — nunca estamos fuera de los juegos", señaló Turner.

Joe Blanton (6-2) logró la victoria en labor de relevista.

Ambas bancas se vaciaron durante la trifulca de la séptima entrada. Bumgarner fildeó un batazo lento de Puig a la línea de la primera base y lo eliminó para cerrar el episodio. El izquierdo se golpeó el guante de forma enérgica y dijo algo que no pareció ser muy cordial.

Puig lo fulminó con la mirada y le respondió, y en un instante los dos equipos se concentraron en la primera base durante una pelea que terminó sin agresiones físicas.

"Me preguntó '¿por qué me miras?''', declaró Puig a través de un traductor. "Yo le pregunté que por que me estaba mirando".

"Tal vez porque fue su único hit y estaba enfadado", agregó Puig. "Cada vez que me enfrentó a él parece que tenemos problemas. Estamos cansados de esto. Esto definitivamente nos motiva y parece ser una distracción en sus cabezas".

Bumgarner pareció molesto tras el juego.

"No escuché qué estaba pasando", dijo. "Yo lo eliminé y él intentó desafiarme con la Mirada o algo. Esto es lo que me pareció".