agencias 
18 de octubre de 2015 / 07:47 p.m.

Los Packers de Green Bay frenaron a San Diego en cuarta y gol, en la yarda 3 y con 15 segundos restantes, para sobrevivir a una jornada espectacular de Philip Rivers y superar el domingo 27-20 a los Chargers.

Rivers impuso las mejores marcas de su vida, con 43 pases completos, 65 intentos y 503 yardas por aire. Lanzó dos pases de anotación por los Chargers (2-4) pero le faltó otro envío completo, que habría significado el empate.

El cornerback novato Damarious Randall desvió el pase corto de Rivers a Danny Woodhead, cerca del hito acojinado que delimita la zona de anotación, en los últimos segundos.

Los fanáticos en el Lambeau Field suspiraron aliviados. Green Bay (6-0) sobrevivió a su mayor susto del año y siguió invicto.

El comienzo del encuentro fue bueno para los Packers, pero el partido se fue apretando. El corredor James Starks logró anotaciones en un acarreo de 65 yardas y en una recepción de cinco yardas durante el primer periodo por Green Bay.