6 de enero de 2016 / 07:09 p.m.

Ken Griffey Jr. fue elegido nuevo miembro del Salón de la Fama, con el mayor porcentaje de votos que cualquier pelotero haya obtenido en la historia, pero sin alcanzar la unanimidad.

Mike Piazza fue también seleccionado como nuevo integrante del recinto de Cooperstown, mientras que Jeff Bagwell y Tim Raines no alcanzaron el porcentaje requerido, de acuerdo con los resultados anunciados el miércoles.

Griffey, toletero estelar durante la llamada "era de los esteroides", jamás fue manchado sin embargo por acusación alguna sobre consumo de drogas para mejorar su desempeño. Figuró en las papeletas de 437 de los 440 votantes de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWA).

Era la primera vez que Griffey podía ser votado como nuevo integrante del Salón de la Fama.

Su porcentaje, de 99,3% de los votos, rebasó el alcanzado por Tom Seaver con 98,84% en 1992.

"Contento y conmocionado por estar en semejante club de elite", dijo Griffey a MLB Network, sobre sus sentimientos tras conocerse los resultados. "Por si no lo saben, soy verdaderamente supersticioso. He participado tres veces en el juego del Salón de la Fama y jamás he puesto un pie en el recinto. No he visto ni siquiera la fachada. La única vez que quería entrar ahí era como miembro".

Piazza, quien figuró entre los candidatos por cuarta ocasión, obtuvo 365 votos. El año pasado, se quedó a 28 de la asunción.

Ambos quedarán elevados oficialmente como nuevos integrantes del salón y museo durante una ceremonia prevista para el 24 de julio.

"Es increíble, algo especial. ¡Guau!", exclamó Piazza en una llamada telefónica con MLB Network. "Estoy sentado en el piso, boquiabierto".

Un pelotero necesita al menos el 75% de los votos para conseguir el máximo honor en el béisbol. Bagwell se quedó a 15 votos y Raines a 23.

Trevor Hoffman, elegible por primera ocasión, estuvo 34 votos por debajo del mínimo necesario.

Hubo 109 votos menos que el año pasado, pues quedaron eliminados del electorado los periodistas que no habían escrito sobre béisbol durante 10 años en los medios, bajo una nueva regla.

Esta reducción del total de votantes incidió también en un aumento significativo en el respaldo a algunos astros acusados de utilizar esteroides. Roger Clemens llegó a 45% y Barry Bonds a 44%.

Ambos habían obtenido alrededor del 37% del apoyo el año anterior.

Mark McGwire, quien admitió que había consumido esteroides, recibió apenas el 12% de los votos, en su décima y última aparición posible como candidato.

La mitad de los 10 máximos jonroneros de la historia no está todavía en el Salón de la Fama: Bonds (762), Alex Rodríguez (654), Jim Thome (612), el dominicano Sammy Sosa (609) y McGwire (583).

Sosa recibió este año 7% de los votos, dos puntos porcentuales por encima del mínimo requerido para poder participar en la próxima elección.

Rodríguez, quien purgó en 2014 una suspensión de un año por dopaje, sigue en activo. Thome será candidato por primera vez en 2018.

Curt Schilling vio incrementado su apoyo de 39 a 52%, Edgar Martínez de 27 a 43% y Mike Mussina de 25 a 43%.