mmdeportes
26 de marzo de 2015 / 03:48 a.m.

Con su victoria ante el Blatimore Blast, el Flash de Monterrey se coronó campeón de la MASL ante sus aficionados. Este triunfo representó un momento muy importante para una de sus figuras, el delantero Guillermo Franco.

Con la consagración del Flash, el atacante argentino naturalizado mexicano sumó su segundo título de liga con un equipo regiomontano, en dos categorías distintas del balompié. Ante de su coronación en el Indoor soccer, el 'Guille' ya se había erigido como campeón con Rayados.

Bajo la guía de Daniel Passarella, Franco fue pieza fundamental en el segundo título de liga de la 'Pandilla', en el Clausura 2003. El ex delantero participó en 22 de los 25 partidos del cuadro albiazul en esa campaña, en la cual contribuyó con 11 goles.

En siete torneos con Monterrey, el dos veces mundialista mexicano se consolidó como uno de los máximos ídolos de la afición regiomontana. Franco también disputó las finales de los torneos Apertura 2004 y 2005, en las cuales se obtuvo el subcampeonato.