notimex
19 de abril de 2015 / 06:46 p.m.

Mercedes aguantó el cierre a tambor batiente del finlandés Kimi Raikkonen y se apuntó otra alegría, cortesía del británico Lewis Hamilton, que sigue intratable y festejó su tercera victoria de la temporada en el Gran Premio de Bahréin.

Por segunda fecha consecutiva, el inglés recibió la bandera a cuadros en esta cuarta fecha del Campeonato Mundial de Fórmula 1, con tiempo de 1:35:05.809; mientras que su coequipero, el alemán Nico Rosberg, perdió la segunda plaza ante Raikkonen, que se coló en el podio entre los Mercedes, con problemas en los frenos al final.

De este modo, Hamilton llegó a 36 triunfos en su palmarés particular y sigue a la caza de las 41 que obtuvo el brasileño Ayrton Senna, tercer histórico en una clasificación que lidera cómodo el alemán Michael Schumacher, con 91 glorias.

Ante el imperio de Hamilton, el espectáculo radicó en la intensa pelea encarnada por Rosberg y el nórdico, quienes quitaron de en medio al teutón Sebastian Vettel, que había partido como segundo.

Si bien los tres habían estado parejos, detrás del inglés que dominó con la mano en la cintura, un problema en el alerón delantero de Vettel representó un duro revés que, a final de cuentas, lo mandó hasta el quinto peldaño.

Ya sin Vettel en la lucha por ser escolta de Hamilton, Rosberg llegó a sacarle hasta tres segundos a "Iceman" a falta de cinco vueltas, pero el finlandés sacó la casta por el "Cavallino Rampante" y al primer titubeo del teutón, le robó el segundo lugar.

Atrás se dio otra pelea de poder a poder, con el tapatío Sergio Pérez y el español Fernando Alonso, quienes en algunas vueltas estaban en el límite de la zona de puntos, pero la estrategia de Pérez funcionó esta vez e incluso dejó al asturiano con las manos vacías.

Los de Force India se la jugaron con dos paradas en pits y del undécimo puesto en el que arrancó "Checo", lo catapultaron hasta la octava posición, también gracias a que rebasó al brasileño Felipe Massa en las últimas ocho vueltas.

La gran damnificada del día fue la escudería de Toro Rosso, pues ninguno de sus dos competidores concluyó la carrera, el español Carlos Sainz Jr. ni el belga Max Verstappen.

En la parrilla de salida hubo un gran ausente, el británico Jenson Button, con problemas en su unidad de poder, lo cual sólo agravó la situación del de McLaren, que durante los días previos de prácticas apenas completó 30 vueltas.

Tras el reparto de puntos, Hamilton arribó a 93 puntos, escoltado por su compañero Rosberg, con 66, y luego Vettel le pisa los talones con 65, aunque este día no las tuvo todas consigo.

En cuanto al campeonato de constructores, Mercedes continúa con la hegemonía gracias a sus 159 puntos, con una importante ventaja sobre Ferrari, que llegó a 107 y aún más aplastante respecto a la cosecha de Williams, con 61 unidades.