CORTESÍA LA AFICIÓN - @MMDEPORTESMX
1 de agosto de 2016 / 01:44 p.m.

Este fin de semana, el paracaidista de clase mundial Luke Aikins aterrizó sin problemas en el desierto del Sur de California, luego de saltar desde un avión a 25 mil pies de altura (7620 metros) , sin paracaídas o traje aéreo, para una compañía multinacional (Stride Gum presenta al ‘enviado del cielo).

El esposo y padre de 42 años fue felicitado por los familiares y amigos que fueron testigos de cómo Aikins lograba lo imposible.

La histórica hazaña fue transmitida en vivo. Saltó junto con otros tres individuos que sí llevaron paracaídas. Uno llevaba una cámara, otro echaba humo de forma que la gente en tierra pudiera seguir su descenso y el tercero cargaba un tanque de oxígeno, del cual se deshizo cuando llegaron a una altitud donde ya no era necesario

Como paracaidista de tercera generación, Aikins ha realizado más de 18 mil saltos y una diversidad de acrobacias de paracaidismo. "Me esforcé más que nunca, tanto física como mentalmente", manifestó Aikins. "Pero tenía que probar que podía hacerse".

El padre de Aikins y su abuelo fueron paracaidistas, y su esposa ha realizado 2 mil saltos. Su familia es propietaria de Skydive Kapowsin, cerca de Tacoma, en el estado de Washington.